Estás en : El medio natural > El Clima                        Mostrar menu
El clima

Capítulo II. El medio natural

Por su posición latitudinal (38N) y su situación al Este de uno de los grandes océanos del planeta, el clima de la Región de Murcia mues-tra características típicamente mediterráneas. Los veranos son cálidos y los inviernos frescos, por su posición meridional; la estación seca se produce en verano debido a las oscilaciones estacionales del frente polar (FIGURA 1)

El clima

Página 1 de 5

1 2 3 4 5
FIGURA 1. CINTURONES PLANETARIOS DE ANTICICLONES Y BORRASCAS Y FRENTE POLAR

FIGURA 1. CINTURONES PLANETARIOS DE ANTICICLONES Y BORRASCAS Y FRENTE POLAR

El frente polar constituye la zona de frontera entre las masas de aire tropicales cálidas y las polares frías. Toma la forma de un cinturón de vientos de dirección Oeste-Este que recorre el planeta. A las tierras situadas en la orilla oriental de los grandes océanos aporta masas de aire cargadas de humedad y generalmente inestables, formando profundas borrascas, que producen abundantes precipitaciones. Este frente experimenta un movimiento estacional que lo sitúa al Norte en verano y más al Sur, en nuestras latitudes, en invierno. Así, las costas del Norte de Europa se ven afectadas por él casi todo el año, mientras que en el Sur de Europa lo recibimos en invierno, dominando en verano los anticiclones tropicales (en los que se originan las masas de aire cálido). Sin embargo existen diversos factores que contribuyen a alejar el clima murciano de lo que serían las características canónicas del clima mediterráneo y le confieren unos caracteres propios.

- Por su posición latitudinal, se encuentra en una zona de transición entre los climas mediterráneos y los climas semiáridos que avanzan las características del desierto norteafricano, lo que se traduce en temperaturas más altas y precipitaciones escasas. La influencia del desierto del Sahara se manifiesta en ocasiones de forma extrema por la entrada de masas de aire sahariano que, sin apenas superficie marina que recorrer, mantienen su temperatura y sequedad, originando olas de calor.

- Los climas mediterráneos son climas de costas occidentales de los continentes y, aunque a escala planetaria puede considerarse que la Región de Murcia está en la costa occidental de Eurasia, a escala más detallada se sitúa de espaldas al océano Atlántico y protegida de su influencia por diversas alineaciones montañosas peninsulares. La presencia de un mar interior a levante, el Mediterráneo, garantiza la suavidad de las temperaturas propia de estos climas, y evita la continentalidad que supondría su distancia al océano.

Pero esta circunstancia origina la mayor diferencia del clima murciano respecto a los climas mediterráneos típicos, aquellos que reciben la mayor parte de la lluvia de borrascas originadas en un océano situado a poniente y que alcanzan los máximos de lluvia en invierno, cuando el frente polar alcanza su situación más meridional.

En la vertiente mediterránea las borrascas se reciben del mar interior con un máximo otoñal. Así, el clima de la desembocadura del Guadalquivir, a la misma latitud que Murcia pero de cara al océano, recibe mucha más precipitación y con un claro máximo invernal.

FIGURA 2. EFECTO FOEHN DEBIDO AL RELIEVE DEL SURESTE PENINSULAR SOBRE LOS VIENTOS DE DIRECCIÓN OESTE Y SUROESTE QUE ALCANZAN LA REGIÓN DE MURCIA

FIGURA 2. EFECTO FOEHN DEBIDO AL RELIEVE DEL SURESTE PENINSULAR SOBRE LOS VIENTOS DE DIRECCIÓN OESTE Y SUROESTE QUE ALCANZAN LA REGIÓN DE MURCIA.

Por su posición latitudinal, la Región de Murcia se encuentra en una zona de transición entre los climas mediterráneos y los climas semiáridos que avanzan las características del desierto norteafricano, lo que se traduce en temperaturas más altas y precipitaciones escasas.

Las borrascas de frente polar llegan a la Región de Murcia totalmente desnaturalizadas tras atravesar la península, han perdido su carga de agua y llegan recalentadas debido al efecto Foehn (FIGURA 2) . Sólo en ocasiones bordean la península y entran en el Mediterráneo a través del estrecho de Gibraltar, aportando en este caso precipitaciones a la región.

El efecto Foehn se debe a que el aire saturado de humedad y el aire seco cambian su temperatura con velocidad desigual. El aire saturado, al ascender por la ladera de barlovento de una montaña, pierde temperatura lentamente; durante este proceso se forma nubosidad y precipitaciones en dicha ladera. Al llegar a la cima ya seca comienza a descender por la ladera de sotavento y su temperatura aumenta rápidamente. De este modo la masa de aire templada y húmeda en origen se convierte en cálida y seca.

Mientras que la capacidad ciclogenética del océano Atlántico se liga a los movimientos del frente polar, la del Mediterráneo se relaciona con el gran desfase térmico que se produce a final del verano y comienzos de otoño, cuando la temperatura del agua alcanza los valores máximos, mientras que en la atmósfera, en altura, comienza la llegada de aire frío procedente del Norte vinculado a las oscilaciones estacionales del frente polar.

- El relieve regional, junto con el de la provincia de Alicante, juega también un papel importante limitando la influencia marina a las regiones costeras, elevando e inestabilizando las masas de aire procedentes del mar (y por tanto incrementando la precipitación) y, por otra parte, limitando la extensión que alcanza esta influencia hacia el interior. El resultado es una cierta continentalización hacia el interior de la región. Las elevaciones suponen además un descenso de las temperaturas con la altitud.

FIGURA 3. TIPOS DE CIRCULACIÓN DEL OESTE

FIGURA 3. TIPOS DE CIRCULACIÓN DEL OESTE

Sistemas de presión, tipo de tiempo y masas de aire

Circulación atmosférica

Debido al desigual calentamiento de la zona ecuatorial y los polos, y al movimiento de rotación de la Tierra, la atmósfera terrestre experimenta un continuo movimiento turbulento que da lugar a la aparición de los grandes sistemas de presión (anticiclones y borrascas).

En líneas generales (FIGURA 1) , aparece un cinturón subtropical de altas presiones en torno a los 20 - 30 grados de latitud y, por otro lado, centros de alta presión subpolares. La convergencia del aire descendente de ambos sistemas genera una zona de contacto entre ambos denominada frente (en este caso frente polar). En este frente se propicia el ascenso del aire y la generación de células de baja presión. Éstas actúan, debido al movimiento del aire en torno a ellas, en sentido contrario a las agujas del reloj, como engranaje entre los anticiclones.

El movimiento Oeste-Este del frente polar puede adoptar dos con- figuraciones básicas (FIGURA 3) :

-circulación de alto índice, en la que las isobaras siguen aproximadamente la misma dirección que los paralelos, predominando las situaciones de vientos del oeste;

-circulación de bajo índice, en la que cuando el frente polar adquiere una disposición meandriforme, las situaciones son mucho más variadas (anticiclónicas, vientos del Noreste, Sureste o incluso Este y Noreste). Se producen entradas de aire polar en curvatura ciclónica a latitudes bajas (vaguadas y depresiones frías) y de aire tropical con movimiento anticiclónico a latitudes altas (anti- ciclones de bloqueo).

En líneas generales, aparece un cinturón subtropical de altas presiones en torno a los 20 - 30 grados de latitud y, por otro lado, centros de alta presión subpolares.

Masas de aire

Un elemento clave en el análisis climático es la determinación del tipo de masas de aire que afectan a un territorio. Las masas de aire se originan bajo grandes sistemas anticiclónicos que estabilizan una porción de la atmósfera, de manera que la superficie terrestre sobre la que se sitúan les confiere sus características propias, básicamente temperatura, distinguiéndose entre masas de aire polar (fría) y tropical (cálida), y humedad, masas de aire marítimo (húmedo) o continental (seco). Las principales masas de aire que afectan a la península son:

  • Masa de aire polar marítima (Mp) procedente del Atlántico Norte
  • Masa de aire ártico (Ca) procedente del casquete polar ártico de invierno
  • Masa de aire polar continental (Cp) procedente del continente eurosiberiano
  • Masa de aire tropical continental (Ct) procedente del Norte de Africa
  • Masa de aire tropical marítima (Mt) procedente del Atlántico Sur

 

Cuando estas masas de aire se desplazan debido a la acción de los sistemas de viento sus características cambian por la base por la influencia del tipo de superficie que atraviesan. Cuando una masa de aire polar desciende en latitud, se calienta por su base y se inestabiliza ya que el aire caliente de su base tiende a ascender; es el caso del llamado aire polar marítimo de retorno. El fenómeno contrario ocurre cuando el aire tropical asciende en latitud y se enfría por su base.

 

 

Navegación

1 2 3 4 5