Estás en : El medio humano > La población                        Mostrar menu

Capítulo III - El medio humano

La Región de Murcia contaba en el año 2005 con una población absoluta de 1.335.792 habitantes, lo que supone el 3% de la población del país, porcentaje similar al que mostraba en 1900 y superior al registrado a lo largo de todo el siglo, que la sitúa en séptimo lugar por el volumen de habitantes entre las provincias españolas. Sobre una superficie de 11.313 Km2, el 2,2% del territorio nacional, la densidad se estima en 118 habitantes por Km2, cantidad bastante superior a la media nacional: 87,4 h/Km2.

A lo largo del siglo XX la población de la Región ha experimentado profundos cambios en relación a su tamaño, evolución, composición y características demográficas, ocupando una posición inter- media en relación al comportamiento de otras regiones españolas. El último tercio del siglo y primeros años del siglo XXI son particularmente interesantes en este sentido, tanto si se analiza el conjunto regional como si se aborda el estudio de los diferentes espacios territoriales.

La población

Página 4 de 4

1 2 3 4

Crecimiento vegetativo

La población murciana se había caracterizado durante las últimas décadas por tener un crecimiento vegetativo (CV) cada vez más debilitado, debido a la brusca caída de la natalidad y a un ligero ascenso de la mortalidad. Si bien es cierto que presentaba tasas de CV relativamente elevadas en relación a lo sucedido a nivel nacional. Del análisis de la natalidad y la mortalidad se desprende que el crecimiento natural ha aumentado, situado en 3,4‰ en 1998 frente al 0,1‰ nacional; alcanza en el año 2004 un valor del 5,5‰, cifra muy superior a la estimada para el conjunto del país (2‰). Dado que los residentes extranjeros muestran una dinámica natural más vigorosa que la que acusa la población española, se les puede hacer responsable de una parte cada vez mayor del CV que experimenta la población regional (FIGURAS 13, 14 Y 15).

Picture
Picture
Picture

Movimientos migratorios

En demografía ocupa un lugar importante la movilidad espacial; las migraciones, tanto interiores como exteriores, actúan como reguladoras de la dinámica poblacional. La emigración hoy es prácticamente inexistente en Murcia, sólo la que corresponde a una población abierta.

Desde finales de los ochenta ha habido una inversión importante y, de región típica y secularmente emigrante, se ha convertido en región de inmigración. La primera expresión

de la movilidad de la población es el origen geográfico de los habitantes. La Región hasta fechas muy recientes se ha caracterizado por un elevado grado de autoctonía. La evolución en el tiempo eleva el origen extrarregional de la población, que se manifiesta de forma muy dispar según la estructura económica de los municipios y se plasma en una mayor proporción de nacidos en otros lugares en los municipios mayores, así como en los del litoral (FIGURA 16).

Picture

Saldos migratorios

Una primera aproximación a la movilidad de la población la proporcionan los Saldos Migratorios (SM), que se deducen de la diferencia entre el Crecimiento Real (CR) y el Crecimiento Vegetativo (CV). La trayectoria seguida por dichas variables CR y CV presenta tanto en la Región como en los municipios una enorme irregularidad, pero siempre con un SM negativo hasta la década de los setenta.

La situación varía a partir de esta fecha con un SM positivo suave pero firme; se intensifica en los años ochenta y en los noventa ofrece un aporte de 24.292 personas, cifra muy alejada de la observada entre el 2000 y el 2004, que se eleva a 114.655, dato que pone en evidencia la llegada masiva de población extranjera y sobre todo el afloramiento de latinoamericanos que estaban llegando a la Región, desde finales de los años noventa. Durante los primeros años noventa, los saldos migratorios negativos más fuertes aparecen en la comarca del Noroeste y hasta 23 términos presentan este signo; Murcia, Molina y Torre Pacheco son los principales receptores de población. Durante el segundo quinquenio, Cartagena pierde casi 5.000 personas y son 26 los municipios con SM negativo; Los Alcázares presenta en este periodo el SM positivo más elevado. Entre los años 2000 y 2004, únicamente Ricote permanece con SM negativo. Murcia, Cartagena, Lorca, Mazarrón y Molina registran los SM más fuertes (FIGURAS 17, 18 y 19).

Migraciones interiores

La consideración de migrante como persona que traslada su domicilio fuera del ámbito territorial en que venía residiendo implica una variada gama de situaciones por su carácter temporal, de salida o entrada, interior y exterior, etc. La huella dejada por estos movimientos da fe de su importancia, unas veces recortando el crecimiento de la población por emigración y otras incrementándolo por inmigración. Dos son los movimientos que se desarrollan en el interior del país y, en ambos, Murcia toma parte: la movilidad intraprovincial viene provocada por el éxodo rural correlativo a la concentración urbana; los focos de atracción se identifican con las zonas de mayor desarrollo industrial en los primeros años y desarrollo agrícola posterior. Durante el último decenio, la movilidad intermunicipal presenta saldos negativos en los tres municipios mayores, los del Noroeste, algunos del Valle del Segura etc.; el resto aparece con valores positivos.

La movilidad interprovincial ha sido importante y experimenta un crecimiento espectacular. En su doble dirección, se caracteriza por el mayor número de inmigrantes que de emigrantes; prácticamente la mitad de la movilidad interprovincial en los últimos años se debe a la población extranjera tanto en las entradas como en las salidas. Las provincias receptoras de la emigración murciana entre 1994 y 2003; han sido tradicionalmente; Alicante, Madrid, Valencia, Barcelona, Almería, Baleares y Albacete con más de cuatro mil habitantes en estos destinos, de donde se desprende una tendencia hacia los lugares más próximos o bien con mejores oportunidades económicas. Entre las de origen repiten Alicante, Madrid, Barcelona, Valencia, Albacete, Granada, Jaén y Baleares, con más de tres mil inmigrantes (FIGURAS 20, 21 Y TABLA 2).

Picture

Las provincias receptoras de la emigración murciana entre 1994 y 2003 han sido tradicionalmente Alicante, Madrid, Valencia, Barcelona, Almería, Baleares y Albacete con más de cuatro mil habitantes en estos destinos.

Picture

TABLA 2: MIGRACIONES INTERIORES INTERPROVINCIALES 1994-2003. FUENTE: CARM.ES/ECONET, MIGRACIONES.

TOTAL INMIGRACIÓN ESPAÑOLA EXTRANJERA TOTAL EMIGRACIÓN ESPAÑOLA EXTRANJERA
1994 8.762 8.500 262 7.340 7.069 271
1995 8.904 8.630 274 8.084 7.850 234
1996 7.226 6.998 228 5.994 5.818 176
1997 8.942 8.568 374 7.552 7.095 457
1998 10.166 9.482 684 8.233 7.547 686
1999 11.089 9.960 1.129 9.224 8.098 1.126
2000 10.981 9.169 1.812 10.280 7.960 2.320
2001 10.964 7.977 2.987 11.584 7.041 4.543
2002 16.284 9.994 6.290 15.451 8.695 6.756
2003 17.105 9.814 7.291 16.914 8.751 8.163

Migraciones exteriores

La emigración exterior ha tenido un fuerte impacto en la población y economía murciana a lo largo del siglo XX. Sin remontarnos a épocas pasadas sí hay que destacar el impulso que tuvo la dirigida a Europa en los años cincuenta hacia los países centroeuropeos en plena reconstrucción tras la guerra mundial. En los sesenta se intensifica y en los setenta decae drásticamente y es prácticamente inexistente a partir de 1975. En los años ochenta, los flujos siguen pero cambian de signo y la inmigración extranjera pasa a ser la componente más importante del crecimiento de la población en Murcia, pero extensible esta afirmación a la población española y de la Unión Europea. En España, por ejemplo, ha supuesto el 23% de todo el crecimiento de la población de los ochenta y el 61,3% del de los noventa. En Murcia el fenómeno es posterior pero, en el último decenio del siglo, supuso el 43,6% del crecimiento total de la población y el 76,2% entre los años 2000 y 2005.

El movimiento inmigratorio extranjero constituye el impacto demográfico de mayor envergadura conocido en la Región. Se inicia hacia mediados de los años ochenta y se hace visible desde 1991 con la primera regularización general que aflora una inmigración magrebí integrada casi exclusivamente por marroquíes; este flujo no ha cesado, acelerándose el ritmo de llegadas a partir de 1995 y especialmente en los años 2000, de manera que, en el año 2005, residen en la Región 165.016 extranjeros, lo que eleva la tasa de extranjería a 12,4% frente al 8,5% del país.

En relación con el origen, el número de países presentes en la inmigración murciana es muy elevado, superan ampliamente el centenar. En la actualidad, se asiste a la llegada de personas de nacionalidades muy diversas con perfiles sociodemográficos distintos que se traducen en variedad de lenguas, niveles formativos, modelos culturales, ideológicos, religiosos... La c omposición del colectivo ha cambiado desde principio de los años noventa, ya que se ha pasado de estar integrado por unos pocos europeos, básicamente de países del norte, a estar formada en su mayoría por extranjeros originarios de terceros países, con predominio en la etapa inicial de Africa del Norte, básicamente del Magreb y más concretamente de Marruecos, a los que se suman después oriundos de países subsaharianos; con posterioridad la intensa llegada de inmigrantes iberoamericanos, sobre todo naturales de Ecuador, Bolivia y Colombia, pero también aunque en menor medida de Argentina, Perú, República Dominicana y otros, sitúa al continente americano como primer componente por lugar de origen de los residentes extranjeros; más recientes son las llegadas desde Europa Central y Oriental (Ucrania, Rumania, Bulgaria,...); a lo que hay que añadir con más tradición, si bien inferior peso, la presencia del grupo asiático, que contribuye a una mayor diversificación del origen de la inmigración en Murcia.

En la actualidad, los americanos y los procedentes de África son los dos grupos mayoritarios: representa cada uno el 47% y 31% del total de extranjeros, a más distancia se sitúan los europeos con el 21%, y sólo hay un 1% de asiáticos. La Unión Europea (25) cuenta con 20.169 residentes, el 12,2% del total RE, con un predominio absoluto de británicos, seguidos de los alemanes, franceses e italianos; Ucrania es el país del Este de Europa que cuenta con mayor representación; otros países como Rumanía, Bulgaria, Lituania o Rusia están entre los principales países de origen europeo; entre los africanos Marruecos es nuestro principal proveedor, seguido dentro de su continente por Argelia, Nigeria y Senegal; de los procedentes de América, Ecuador es a gran distancia el que aporta más inmigrantes, seguido de Bolivia, Colombia y Argentina; otros países de América Central y del Norte aparecen con pequeñas representaciones; de China proceden la mayoría de las llegadas asiáticas (FIGURAS 22 Y 23).

La inmigración extranjera inicialmente localizada en unos pocos lugares, aparece hoy distribuida por toda la Región; la mayor concentración se da en el municipio de Murcia (25,2%), seguida de Cartagena (13,9%) y Lorca (9,4%), y a más distancia Mazarrón, San Javier, Torre Pacheco, Molina y Totana, entre otras. En porcentaje sobre su población total, las tasas de extranjería más altas corresponden a Mazarrón (37,3%), Los Alcázares (32,8%), Fuente Álamo (30,6%), San Javier (24%), Torre Pacheco (21,6%), etc (FIGURAS 24 Y 25).

Composición por edad y sexo

En un momento dado, una población se caracteriza por su efectivo total y por el modo en que ese efectivo se distribuye según ciertas características, entre las que sobresale la edad y el sexo, variables fundamentales por su valor determinante en el proceso de reproducción y envejecimiento. La pirámide de edad y sexo proporciona una clara imagen sobre la historia de la población y desvela los acontecimientos que han ido impactando sobre ella, según que las cohortes aparezcan llenas o vacías.

La pirámide de población de la Región de Murcia para el 2005 muestra el perfil correspondiente a la estructura de la población murciana y extranjera. Sobre una base relativamente estrecha resultado de la caída de la natalidad en los últimos veinte años, se insinúa la reactivación de la misma en el primer intervalo de edad; el gran incremento que observan las cohortes entre 20 y 49 años es consecuencia del “boom” natalista de los años sesenta y primeros setenta, a lo que se añade la llegada de inmigración extranjera adulta joven, especialmente varones; los RE actúan también aminorando el estrechamiento de edades mayores; así, los intervalos huecos, 65 a 75 años, secuela de la emigración de los años sesenta y de la reducción de nacimientos durante la Guerra Civil, han desaparecido y por encima de esas edades la cúspide del histograma refleja el alargamiento de la esperanza de vida. Por sexos destaca la fuerte presencia masculina entre la población adulta joven, cuyo número se mantiene por encima del de mujeres hasta los 55 años, originando razones de masculinidad que alcanzan los 119 hombres por 100 mujeres entre los 25 y 29 años, en tanto que para la población total se sitúa en 103 (98h/100m en España). La superposición de las pirámides correspondientes a 1996 y 2005 expresa de forma clara los importantes cambios producidos en tan sólo diez años en todas las edades y en la relación por sexos. El contraste entre los perfiles de las pirámides regional y española refleja una mayor juventud de la población en Murcia, un grado de envejecimiento superior en la española y bastante más disimetría de sexos en la Región (FIGURAS 26, 27 Y 28).

Picture PicturePicture Picture

Esta estructura de población muestra disparidades territoriales, que vienen marcadas por acusadas diferencias entre los indicadores de estructura demográfica de los municipios, como el superior grado de envejecimiento de los municipios del Noroeste y los pequeños de la Vega del Segura y Valle del Guadalentín; mayor juventud de los términos cercanos al municipio de la capital, así como los del Campo de Cartagena; relaciones de masculinidad más elevadas en Fuente Álamo o Torre Pacheco; altas tasas de dependencia de Ricote, Abanilla, Pliego, Moratalla; exageradas relaciones de masculinidad en Fuente Álamo, Mazarrón o Torre Pacheco, etc. (TABLA 3 Y FIGURAS 29 Y 30).

Picture

Para el año 2019 la población regional estará más envejecida en relación a la población de 2005 .

El análisis de la evolución, dinámica y estructura de la población regional a principios del siglo XXI, refleja un cambio en las pautas demográficas sin precedentes históricos, que no puede entenderse sin el fenómeno de la inmigración extranjera.

Al comparar el comportamiento demográfico regional con el conjunto de las provincias españolas en el año 2005 se sitúa: -por el porcentaje de crecimiento de población entre 1996 y 2005- en octavo lugar con un 21,7% muy por encima del país, 11,2%; en séptimo lugar por volumen de población total; en el quinto por el crecimiento del número absoluto de extranjeros; en el sexto por el total de residentes extranjeros; y en el séptimo por la tasa de extranjería.

Las últimas informaciones emanadas del Centro Regional de Estadística de Murcia calculan un aumento ininterrumpido de la población entre el año 2005 y 2019 (entre el 3% y el 5% anual), lo que situaría en la última fecha el número de habitantes en 2.025.061; en este incremento, hasta el año 2014 última, fecha para la que se tiene proyecciones sobre crecimiento extranjeros, juegan un papel muy importante los oriundos de otros países que van a suponer entre el 30% y 45% anual del crecimiento total de la población, situándose la tasa de extranjería en 2014 en 19%.

Si se cumplen estas proyecciones, para el año 2019 la población regional estará más en relación a la población de 2005, envejecida, con una proporción superior de mayores de 65 años; una población adulta vieja, con el 57,1% de personas entre 40 y 64 años, lo que puede suponer un fuerte obstáculo en el desarrollo económico; y la disparidad de sexos acusará un fuerte incremento del predominio de hombres. Los efectos de la población extranjera sobre la natalidad seguirán notándose, aunque irán adoptando pautas demográficas similares a las de la población autóctona (FIGURA 31).

TABLA 3: INDICADORES DE ESTRUCTURA DEMOGRÁFICA 2005 POR MUNICIPIOS. FUENTE: CARM.ES/ECONET, INDICADORES DEMOGRÁFICOS.

  Menores de 20 años Entre 20 y 64 años De 65 y más años I. VEJEZ > 65 /< 20 años Tasa dependencia juvenil < 20 años/Población 20 - 64 años Tasa dependencia anciana > 65 /Población 20 - 64 años Tasa dependencia total< 20 años + > 65 años / Población 20 - 64 años Mujeres de 15 a 49 años/Total Mujeres Tasa masculinidad Hombres/Mujeres
REGIÓN DE MURCIA 23.1 63.2 13.8 59.6 36.5 21.8 58.3 53 102.8
Abanilla 19.6 58.3 22.1 112.6 33.7 37.9 71.6 45.1 102.5
Abarán 22.6 61 16.4 72.8 37.1 27 64 50.4 101.7
Aguilas 23.9 62.3 13.9 58.1 38.3 22.2 60.6 52.1 100.1
Albudeite 20.5 61.7 17.9 87.5 33.2 29 62.2 50.8 104.2
Alcantarilla 24.3 64.2 11.5 47.3 37.8 17.9 55.7 56 99.8
Alcazares 21.9 63.3 14.9 68 34.5 23.5 58 51.5 107.7
Aledo 17.6 63.3 19.1 108.6 27.8 30.1 57.9 45.3 104.6
Alguazas 23.5 63.2 13.2 56.3 37.2 20.9 58.2 54.2 104.3
Alhama de Murcia 21.8 63.8 14.4 66.2 34.1 22.5 56.6 53.3 105.5
Archena 23.2 62.3 14.5 62.6 37.3 23.3 60.6 53.5 104.2
Beniel 23.7 64.9 11.5 48.3 36.5 17.7 54.2 55.6 110.9
Blanca 22 60.2 17.8 80.7 36.6 29.5 66.1 49.1 102.1
Bullas 22.9 60 17.1 74.6 38.2 28.5 66.7 50.3 102.8
Calasparra 22.8 59.2 17.9 78.5 38.6 30.3 68.8 49.2 101.9
Campos del Río 23.8 59 17.3 72.7 40.3 29.3 69.6 52 97.2
Caravaca 22.8 59.5 17.6 77.3 38.3 29.6 68 50.5 100.1
Cartagena 22.5 63.3 14.2 63.3 35.5 22.5 58 52 103.2
Cehegín 21.8 60.7 17.5 80.5 35.9 28.9 64.8 50.1 101.2
Ceutí 25 63.6 11.4 45.4 39.3 17.9 57.2 57.1 106.1
Cieza 24.3 60.8 15 61.6 40 24.6 64.6 51.8 100.4
Fortuna 24.7 61.7 13.6 55.2 39.9 22 62 52.2 110.1
Fuente Alamo 23.6 62.9 13.6 57.7 37.5 21.6 59.1 53.6 116.9
Jumilla 23.5 62.5 14 59.6 37.6 22.4 60.1 53.1 106.9
Librilla 20.2 61.3 18.5 91.4 33 30.2 63.3 49.8 101.9
Lorca 22.4 63.9 13.7 61.3 35 21.4 56.4 52.8 109.3
Lorquí 23.5 63.2 13.2 56.3 37.2 20.9 58.1 54.3 105.2
Mazarrón 21.4 66.1 12.4 58 32.4 18.8 51.2 51.6 115.9
Molina de Segura 24.4 65.3 10.3 42.1 37.3 15.7 53 56.5 101.5
Moratalla 18.8 58.7 22.5 120.1 31.9 38.3 70.3 47.3 104.7
Mula 23.6 61.4 15 63.7 38.4 24.5 62.8 51.4 105.9
Murcia 23 63.6 13.4 58.3 36.1 21.1 57.2 53.5 98.6
Ojós 15.9 64.4 19.6 123.1 24.7 30.4 55.2 45.9 104.7
Pliego 21.8 58.3 19.9 91.3 37.3 34.1 71.4 48.4 110
Puerto Lumbreras 21.9 61.5 16.6 76 35.6 27 62.6 50.2 101
Ricote 17.7 56.8 25.6 144.5 31.2 45 76.2 43.8 97.9
San Javier 24.1 63.7 12.2 50.5 37.9 19.1 57 54.4 107.8
San Pedro del Pinatar 25.2 61.8 13 51.6 40.8 21 61.8 53.7 101.8
Santomera 24.2 63 12.7 52.5 38.4 20.2 58.6 55 103.1
Torre-Pacheco 25.9 63.8 10.3 39.7 40.6 16.1 56.7 56.3 115
Torres de Cotillas 23.9 65.3 10.8 45.3 36.6 16.6 53.2 55.8 104.5
Totana 21.8 64.8 13.5 61.8 33.6 20.8 54.4 54.6 107.5
Ulea 16.6 61.2 22.2 133.5 27.2 36.3 63.5 45.6 105.5
Unión,La 25.5 62 12.5 49.2 41.1 20.2 61.4 53 101
Villanueva 16.3 62.5 21.2 130.7 26 34 60 47.2 93.7
Yecla 24.5 61.9 13.6 55.4 39.6 21.9 61.6 53.2 103.1

Navegación

1 2 3 4