Estás en : El medio natural > La fauna                        Mostrar menu
La fauna

Capítulo II. El medio natural

La fauna de una determinada región geográfica está constituida por el conjunto de especies animales que la habitan y, generalmente, es el resultado de un largo proceso de interrelaciones entre factores biológicos, geográficos, ambientales e históricos. Se trata sin duda de uno de los componentes con menor notoriedad en el paisaje (Forman y Godron, 1986) y en muchos casos las evidencias de la pre- sencia de animales en el entorno pasan casi completamente desapercibidas para la mayoría de la población humana.

La fauna

Página 2 de 5

1 2 3 4 5

FIGURA 4. MAPA DE COMUNIDADES FAUNÍSTICAS DE LA REGIÓN DE MURCIA. ELABORADO A PARTIR DEL MAPA DE VEGETACIÓN ACTUAL, Y CONSIDERANDO UNA CLASIFICACIÓN POCO DETALLADA DE LOS HÁBITATS, SE HAN ESTABLECIDO LOS SIETE GRANDES TIPOS DE COMUNIDADES QUE FIGURAN EN LA LEYENDA, A LOS QUE HABRÍA QUE AÑADIR EL CORRESPONDIENTE A LAS ISLAS DEL LITORAL.

FIGURA 4. MAPA DE COMUNIDADES FAUNÍSTICAS DE LA REGIÓN DE MURCIA. ELABORADO A PARTIR DEL MAPA DE VEGETACIÓN ACTUAL, Y CONSIDERANDO UNA CLASIFICACIÓN POCO DETALLADA DE LOS HÁBITATS, SE HAN ESTABLECIDO LOS SIETE GRANDES TIPOS DE COMUNIDADES QUE FIGURAN EN LA LEYENDA, A LOS QUE HABRÍA QUE AÑADIR EL CORRESPONDIENTE A LAS ISLAS DEL LITORAL.

La biodiversidad animal murciana

El poblamiento faunístico de la Región de Murcia, y del sureste ibérico en general, está condicionado en su origen por los acontecimientos geológicos y climáticos ocurridos durante millones de años y que han determinado la configuración reciente del territorio.

En este escenario, otros tipo de acontecimientos, los evolutivos (de carácter biológico en este caso), perfilaron a grandes rasgos las características y la distribución de los diferentes grupos de animales presentes en nuestro entorno.

Además, la variabilidad en las características ambientales a escala local (microclimas, suelos, disponibilidad de recursos) determina la existencia de diferentes tipos de ecosistemas, habitados a su vez por distintos tipos de comunidades biológicas. Finalmente, una larga historia de coevolución con las sucesivas culturas humanas que han poblado el territorio murciano, ha terminado de configurar el mosaico de paisajes semiáridos que caracterizan la Región (Calvo et al. , 2000). En efecto, sobre los determinantes físicos y biológicos, se impone a menudo la presión ambiental ejercida por la especie humana y sus actividades, que altera los ecosistemas y condiciona la distribución de las especies. En este sentido, la Región de Murcia es un territorio muy heterogéneo, que cuenta con una gran variedad de hábitats (circunstancia que contribuye a enriquecer su biodiversidad), pero también con una creciente influencia humana que, si bien en épocas pasadas favoreció el incremento de la heterogeneidad ambiental (Anadón et al., 2003), actualmente opera en sentido contrario: simplificando las comunidades faunís- ticas por la expansión e intensificación de las actividades agrarias, y por el incremento de la presión demográfica y urbanística.

Aún cuando los efectos de la ame- naza humana son muy preocupantes, los números de la biodiversidad ani- mal murciana reflejan todavía, en términos generales, el buen estado de conservación de muchas áreas del territorio regional.

No obstante, el grado de conocimiento de los distintos grupos, demasiado limitado en muchos casos, evidencia la necesidad de mayores esfuerzos en investigación. Así, el grupo de los invertebrados (FIGURA 2) , extraordinariamente heterogéneo y diverso, cuenta con un elevado número de endemismos, aunque existe una carencia importante de información científica sobre muchos órdenes y familias (Serrano, 2000). Sobre la biodiversidad de animales vertebrados (FIGURA 3) existe un conocimiento más exhaustivo, y se sabe que más de 400 especies de mamíferos, aves, repti- les, anfibios y peces (excluyendo las especies marinas) están presen- tes en la Región de Murcia (Roble- dano et al., 2006), aunque también es cierto que para muchas no se conoce con precisión su distribu- ción y estatus poblacional.

Los elementos de singularidad de la fauna murciana tienen su origen en la peculiaridad de sus ecosistemas mediterráneos áridos y semiáridos.

Los elementos de singularidad de la fauna murciana tienen su origen en la peculiaridad de sus ecosistemas mediterráneos áridos y semiáridos. Aunque la tipificación de las comunidades animales resulta mucho más complicada que en el caso de la vegetación, es posible realizar una caracterización general a partir de los grandes tipos de ecosistemas presentes en el territorio regional.

De esta forma, podríamos recono- cer siete grandes tipos de comunidades faunísticas (FIGURA 4) , cuyas características y elementos más singulares se comentan a continuación.

CUADRO I. FAUNA DE LAS ISLAS DEL MEDITERRÁNEO

CUADRO I. FAUNA DE LAS ISLAS DEL MEDITERRÁNEO

Las islas son espacios naturales de gran peculiaridad. De pequeño tamaño y con escasa influencia humana, algunas de estas islas constituyen refugios faunísticos de gran importancia, ya que suelen ser los únicos espacios que las aves marinas utilizan para su reproducción, lo que las convierte además en enclaves de enorme trascendencia para su conservación. El litoral murciano cuenta con una decena de islas (excluyendo las del Mar Menor) que albergan poblaciones reproductoras de cuatro especies de aves marinas de gran interés: la Gaviota de audouin (Larus audouinil), el cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis), la pardela cenicienta (Calonectris diomedea) y el paífio europeo (Hydrobates pelagicus).

PAIÑO EUROPEO

De color negro y pequeño tamaño, el paítio es también un ave estrictamente marina que se alimenta de crustáceos, medusas, pequeños peces y otros animales marinos. Sólo acude a las islas para reproducirse. A menudo utiliza las mismas cuevas que las pardelas, pero su tamaño le permite ocupar cavidades mucho más pequeñas. La población murciana de esta especie es más abundante que la de la pardela cenicienta (más de 400 parejas), y está repartida entre varias islas.

Foto: C. González Revelles.

Foto: C. González Revelles.

GAVIOTA DE AUDOUIN

Es una especie endémica del Mediterráneo. Se trata de una gaviota de mediano tamaño que se distingue por el pico rojo y las patas negras. En la Isla Grosa se localiza la tercera colonia en importancia del mundo, con más de 1.000 parejas. Es una especie marina, aunque es frecuente observarla descansando en salinas costeras, principalmente durante el invierno

Foto: C. González Revelles.

Foto: C. González Revelles.

PARDELA CENICIENTA

La pardela cenicienta es un ave grande, de plumaje pardo y un fuerte pico de color amarillo. Se alimenta de peces, cefalópodos y crustáceos. En la Región de Murcia sólo se reproduce en la Isla de las Palomas (menos de 100 parejas), una de las escasas y más importantes colonias del litoral peninsular. Estrictamente marinas, las pardelas sólo acuden a tierra firme en la época de reproducción, instalando sus nidos en grutas y cuevas.

Foto: C. González Revelles.

Foto: C. González Revelles.

CORMORÁN MOÑUDO

Es un ave de gran tamaño y plumaje oscuro, que se alimenta fundamentalmente de los peces que captura buceando. La subespecie mediterránea es muy escasa, y sólo una pequeña parte de la población anida en el litoral peninsular (la mayoría se encuentra en las Islas Baleares). La población reproductora de la Región de Murcia, estimada en menos de 10 parejas, se localiza exclusivamente en Isla Grosa (aunque quizá se produzcan reproducciones esporádicas en otros puntos del litoral).

Foto: C. González Revelles.

Foto: C. González Revelles.

Navegación

1 2 3 4 5
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.