Estás en : El medio natural > Erosión y desertificación                        Mostrar menu
Erosión y desertificación

Capítulo II. El medio natural

El suelo, soporte de vida vegetal y animal, interfacie entre la atmósfera, la litosfera y la biosfera, lugar de transformaciones y transferencias de los componentes esenciales de los ecosistemas, es uno de los recursos más importante del patrimonio natural. Junto al agua, aire y vegetación, constituyen los recursos vitales para la supervivencia y bienestar de la humanidad.

En la Región de Murcia, en conjunto, tanto los factores naturales como los antrópicos, son favorables a que las tasas de pérdida de suelo sean importantes y en algunos casos graves. Desde hace más de un siglo, con el incremento de la población y los procesos de degradación de la tierra, el problema empezó a adquirir dimensiones inquietantes, acentuadas en los últimos treinta años. La erosión hídrica y la desertificación constituyen unas de las más frecuentes y graves causas de la degradación del territorio murciano y, en muchas áreas agrícolas y forestales, el principal problema agrario y medioambiental (FOTO1).

Erosión y desertificación

Página 4 de 5

1 2 3 4 5
FOTO 15. LOS NUEVOS REGADÍOS, EN OCASIONES, SE EXTIENDEN SOBRE TERRENOS ANTAÑO CUBIERTOS Y BIEN PROTEGIDOS POR EL MATORRAL. EN OCASIONES, INCLUSO, SE LEVANTA LA COSTRA CALCÁREA PARA CULTIVAR. ESTA PRÁCTICA CONLLEVA ALTOS RIESGOS DE DEGRADACIÓN. EJEMPLO, NUEVO REGADÍO EN LA LADERA MERIDIONAL DEL CEJO CORTADO, MULA. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

FOTO 15. LOS NUEVOS REGADÍOS, EN OCASIONES, SE EXTIENDEN SOBRE TERRENOS ANTAÑO CUBIERTOS Y BIEN PROTEGIDOS POR EL MATORRAL. EN OCASIONES, INCLUSO, SE LEVANTA LA COSTRA CALCÁREA PARA CULTIVAR. ESTA PRÁCTICA CONLLEVA ALTOS RIESGOS DE DEGRADACIÓN. EJEMPLO, NUEVO REGADÍO EN LA LADERA MERIDIONAL DEL CEJO CORTADO, MULA. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

El riesgo y principales escenarios de la desertificación en la Región de Murcia

MAPA 1. REGIÓN DE MURCIA: SÍNTESIS DE ZONAS SENSIBLES A LOS PROCESOS DE DEGRADACIÓN POR EROSIÓN Y SALINIZACIÓN. FUENTE INUAMA, 2000.
MAPA 1. REGIÓN DE MURCIA: SÍNTESIS DE ZONAS SENSIBLES A LOS PROCESOS DE DEGRADACIÓN POR EROSIÓN Y SALINIZACIÓN. FUENTE INUAMA, 2000.

MAPA 1. REGIÓN DE MURCIA: SÍNTESIS DE ZONAS SENSIBLES A LOS PROCESOS DE DEGRADACIÓN POR EROSIÓN Y SALINIZACIÓN. FUENTE INUAMA, 2000.

El mapa de síntesis de zonas sensibles a procesos de degradación (MAPA 1) muestra como primera característica una gran complejidad en la distribución espacial de las distintas categorías de sensibilidad a los procesos de degradación. Esta complejidad espacial deriva en última instancia de la gran heterogeneidad ambiental que presenta la Región de Murcia, por su posición geográfica, características geomorfo- lógicas e historia humana, heterogeneidad que se expresa en una gran diversidad de los factores físicos y de usos del suelo que en este territorio se hallan (López Bermúdez, 1985, 1999b, 2004; Andreu et al. ,1996).

Durante el siglo XX la Región de Murcia ha vivido una intensa modificación en sus usos del suelo que ha conllevado numerosos episodios de degradación de intensidad severa, grave o moderada.

Cabe destacar que la relación entre degradación, desertificación y acción humana no es ni mucho menos reciente en el Sureste Ibérico sino que se puede dar cuenta de numerosos episodios relevantes desde el Neolítico hasta la actualidad como por ejemplo los desastrosos efectos de las roturaciones de tierras en época romana, las afecciones acarreadas por La Mesta (siglos XVI y XVII), las roturaciones llevadas a cabo en el XVIII o las desamortizaciones del XIX (López Bermúdez, 2001). Sin embargo, a la hora de proponer líneas de actuación que permitan evaluar el riesgo e identificar las áreas vulnerables a la desertificación, es preciso centrar el análisis en los procesos actuales de mayor peso sin excluir una visión global de lo ocurrido en los últimos 50-100 años que permita contextualizar toda la información.

La dinámica de los usos del suelo en la Región de Murcia en los últimos 100 años se puede resumir en un término: dualidad. La actividad agrícola se ha expandido y sobre todo intensificado en las zonas más favorables, entendiendo como tales aquéllas que gozan de buen clima, recursos hídricos, comunicaciones, etc. No necesariamente, todos estos factores ocurren simultáneamente en el tiempo y en el espacio pero, en general, la presencia de un factor como el clima ha promovido en gran parte la atracción de inversiones para proporcionar recursos hídricos, carreteras, etc. Este proceso ha dado lugar con frecuencia a la aparición de procesos de degradación intensa. Mientras tanto, muchos montes y zonas de cultivo de secano marginal situadas en áreas de montaña o piedemonte han sido abandonados, produciéndose un acusado descenso de presión sobre los recursos, permitiendo en algunos casos la regenera- ción de la cobertura vegetal natural.

La expansión del regadío ha tenido una repercusión socieconómica positiva notable en la Región de Murcia, que cuenta hoy día con una agricultura de alto valor añadido entre las más pujantes de España. Sin embargo, colateralmente ha generado problemas puntuales de degradación severa tanto local, como una degradación grave y moderada pero difusa y deslocalizada; es decir, que se puede manifestar a una distancia considerable del foco de la actuación.

Los procesos de degradación a escala local generados por la ampliación de los regadíos se han dado sobre todo por la roturación de terrenos mediante técnicas agresivas que implican masivos movimientos de tierra, lo que genera un incremento de las escorrentías superficiales y la movilización de sedimentos (FOTO 15) . Es normal hoy en día encontrar a lo largo del territorio regional plantaciones que se encuentran realizadas sobre laderas de acusadas pendientes sin ningún tipo de medida de conservación como muros, sangradores, etc. Una vez que el riego a manta es sustituido por el goteo, ni siquiera es estrictamente necesario nivelar los terrenos por lo que muchas nuevas plantaciones han obviado casi cualquier inversión en medidas de conservación, ejemplos de este tipo de actuaciones se pueden encontrar frecuentemente en las áreas de glacis y piedemonte, y también en terrenos de materiales metamórficos.

La mayor parte de los nuevos regadíos han sido instalados en situaciones de bajo riesgo; otras áreas, por el contrario, sí presentan riesgo de erosión como las localizadas en las zonas litorales y prelitorales entre Mazarrón y Águilas, los márgenes de sierras como Carrascoy y Espuña, los situados en cuencas margosas como Abanilla- Fortuna, Mula, etc. Amén de los problemas de degradación local como los descritos hasta ahora los nuevos regadíos generan una degradación difusa y deslocalizada (más o menos distante del regadío) que es de gran trascendencia en la Región de Murcia.

La más importante es, sin duda, la sobreexplotación de los acuíferos subterráneos que ha provocado una degradación generalizada del recurso, así como la salinización de extensas áreas de suelos agrícolas.

FOTO 16. EL CULTIVO DE ALMENDRO EN LADERA CON FUERTE PENDIENTE Y CON MARCO DE PLANTACIÓN QUE DEJA AMPLIOS ESPACIOS DESNUDOS ES MUY PROPICIO PARA LA FORMACIÓN DE SURCOS DE ESCORRENTÍA, TRAS LLUVIAS INTENSAS O COPIOSAS, QUE PUEDEN ARRUINAR LA LADERA PARA SIEMPRE. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

FOTO 16. EL CULTIVO DE ALMENDRO EN LADERA CON FUERTE PENDIENTE Y CON MARCO DE PLANTACIÓN QUE DEJA AMPLIOS ESPACIOS DESNUDOS ES MUY PROPICIO PARA LA FORMACIÓN DE SURCOS DE ESCORRENTÍA, TRAS LLUVIAS INTENSAS O COPIOSAS, QUE PUEDEN ARRUINAR LA LADERA PARA SIEMPRE. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

Las áreas con cultivos leñosos de secano son otros escenarios de riesgo de desertificación. La posibilidad de mantener cultivos de almendro en secano de muy bajo rendimiento en zonas de fuerte pendiente, bajo un régimen de subvenciones, ha provocado y sigue provocando graves problemas locales de erosión (FOTO 16). Las localidades donde más notables son estos problemas corresponden con las sierras metamórficas de la Cuenca del Guadalentín y ramblas de Nogalte, de la Plaza, Béjar, Ramonete, Pastrana, etc. que si ya en el pasado eran aprovechadas extensivamente hoy día pueden ser transformadas y labradas fácilmente con tractores de cadena.

El almendro es hoy día, junto con el cereal, el gran puntal del secano murciano, pero su significado económico es francamente marginal si se lo compara con las producciones de regadío. De tal forma, el secano y particularmente el almendro, tienen un significado económico muy discreto en el contexto regional, pero una gran importancia social para el mundo rural.

La pérdida de suelo en los almendrales es muy elevada, estimándose en un 50%- 60% de la que ocurriría en suelo desnudo. Estudios de campo realizados en la cuenca del Guadalentín demuestran la importancia hidrológica y geomorfológica del laboreo en los almendrales. Generalmente se realizan entre 3 y 5 pases al año; cada uno de ellos produce un flujo de suelo, ladera debajo de unos 50 kg/m 2 . Se estima que, en general, los cultivos leñosos establecidos en áreas marginales de fuerte pendiente pueden sufrir pérdidas de suelo del orden de las 80 t.ha -1 .año -1 . (INUA- MA,2000). A los cultivos leñosos de secano también habría que unir los cultivos herbáceos de secano en las mismas condiciones extremas de cultivo con elevadas pendientes, ausencia de prácticas de conservación de suelo y actividades muy perjudiciales como la quema de rastrojeras.

Las tierras de cereal de secano también son áreas de riesgo. El cereal sigue ocupando una porción importante de los secanos murcianos, sobre todo hacia el interior, en los terrenos más elevados y deshabitados, pero ha sufrido una importante regresión en los últimos 100 años, especialmente porque sus produc- ciones eran escasamente competitivas con las de otras partes de España cuando el mercado nacional estaba cerrado, y hoy día frente al mercado mundial. Las tierras cerealistas de la región son áreas de riesgo de desertificación por erosión del suelo (FOTO 17).

También hay que destacar el abandono de las prácticas de conservación de suelo que tradicionalmente se han venido realizando en estos cultivos, como el acondicionamiento de terrazas, taludes o muros de contención (frecuentemente de mampostería de piedra en seco), como un factor que incrementa el riesgo de degradación del suelo (FOTO 18) . Por lo general, la recuperación de la vegetación natural en estos lugares se ve seriamente comprometida, especialmente por las características semiáridas del clima, pero también por la lentitud del proceso ecológico de la sucesión de las comunidades vegetales y por la propia pérdida de suelo que tiene lugar. La solución pasa por abordar planes de reforestación que tengan en cuenta tanto el componente ecológico, a la hora de seleccionar las especies y diseñar la sucesión, como técnicos, en el sentido de introducir métodos como la micorrización o especies graminoides de rápida extensión y alta protección del suelo.

La recuperación de la vegetación natural en estos lugares se ve seriamente comprometida, especialmente por las características semiáridas del clima, pero también por la lentitud del proceso ecológico de la sucesión de las comunidades vegetales y por la propia pérdida de suelo que tiene lugar.

FOTO 18. LAS TERRAZAS DE CULTIVO EN LADERA CON MUROS DE PIEDRA SECA HAN SIDO UNA BUENA Y MILENARIA PRÁCTICA AGRARIA EN LAS TIERRAS MEDITERRÁNEAS SEMIÁRIDAS, QUE RETENÍAN EL SUELO, ATENUABAN LA EROSIÓN, FAVORECÍAN LA INFILTRACIÓN DE LAS AGUAS DE LLUVIA Y ESCORRENTÍA, ETC. LA POBLACIÓN AL ABANDONAR EL CAMPO TAMBIÉN HA ABANDONADO LA CONSERVACIÓN DE ESTAS CONSTRUCCIONES DE PIEDRA SECA, LA EROSIÓN LAS DESMANTELA Y ACTIVA PROCESOS DE DEGRADACIÓN. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

FOTO 18. LAS TERRAZAS DE CULTIVO EN LADERA CON MUROS DE PIEDRA SECA HAN SIDO UNA BUENA Y MILENARIA PRÁCTICA AGRARIA EN LAS TIERRAS MEDITERRÁNEAS SEMIÁRIDAS, QUE RETENÍAN EL SUELO, ATENUABAN LA EROSIÓN, FAVORECÍAN LA INFILTRACIÓN DE LAS AGUAS DE LLUVIA Y ESCORRENTÍA, ETC. LA POBLACIÓN AL ABANDONAR EL CAMPO TAMBIÉN HA ABANDONADO LA CONSERVACIÓN DE ESTAS CONSTRUCCIONES DE PIEDRA SECA, LA EROSIÓN LAS DESMANTELA Y ACTIVA PROCESOS DE DEGRADACIÓN. FOTO F. LÓPEZ BERMÚDEZ

 

 

 

Navegación

1 2 3 4 5