Estás en : El medio natural > El medio litoral                        Mostrar menu
El medio litoral

Capítulo II. El medio natural

En el ecosistema marino, el hábitat lo constituyen los mares y océanos, que ocupan el 71 % de la superficie del pla neta y contienen el 97% del agua libre de la tierra, siendo el hábitat mayor y más homogéneo, al estar todos los océanos y los mares marginales co nectados entre sí.

El medio litoral

Página 2 de 5

1 2 3 4 5
FOTOGRAFÍA 5. LAS AGUAS QUE BAÑAN NUESTRAS COSTAS SON CÁLIDAS, SALADAS Y TRANSPARENTES. CABO DE PALOS. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 5. LAS AGUAS QUE BAÑAN NUESTRAS COSTAS SON CÁLIDAS, SALADAS Y TRANSPARENTES. CABO DE PALOS. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

Masa de agua

La masa de agua que baña las costas de la Región pertenece a un cuerpo de agua más amplio que, como consecuencia de estar sometido a un clima especialmente cálido y seco y de permanecer fuera de la influencia del agua atlántica entrante, se caracteriza por presentar los valores de salinidad más altos del litoral peninsular y valores de temperatura superiores a las masas de agua colindantes (Gil, 1990, 1992).

Fondos llenos de vida

En el mar la vida se ha desarrollado en tres dimensiones y ha colonizado tanto los fondos como la masa de agua. Es por ello por lo que se puede hablar de dos grandes ambientes: el bentónico y el pelágico. El ambiente o dominio bentónico es el formado por el fondo marino y la capa de agua que está en íntimo contacto con él. Por su parte, el ambiente o dominio pelágico es el formado por las aguas libres que no están en contacto con el fondo.

Nuestra atención se va a concentrar en la franja litoral y en los fondos de la plataforma continental.

El conjunto de organismos vegetales y animales que vive en estrecha relación con los fondos marinos es el que forma el bentos; se puede distinguir entre organismos sésiles, que viven fijos al sustrato, y organismos vágiles, que lo hacen desplazándose sobre él. A su vez, se puede hablar de organismos epibentónicos, refiriéndose a los que viven encima del sustrato, y endobentónicos, si viven dentro del sustrato.

Los organismos bentónicos se pueden agrupar en comunidades. Una comunidad se caracteriza por la presencia de un conjunto de especies interrelacionadas entre sí, en un área concreta donde se dan unas condiciones ambientales específicas.

En el medio marino, con el incremento de la profundidad la temperatura y la luz disminuyen, haciéndolo también los movimientos debidos al oleaje y el riesgo de cambio de salinidad por aporte de agua dulce o evapora ción. Por el contrario, la presión aumenta con el descenso. Estos gradientes que presentan los factores ambientales en el eje vertical hacen que las comunidades bentónicas se distribuyan en franjas o cinturones paralelos a la superficie del mar. A esta tendencia de las comunidades bentónicas a distribuirse en franjas paralelas a la superficie del mar es a lo que se conoce por zonación.

A continuación se describen las comunidades que pueden observarse en nuestros fondos costeros, lo que debe proporcionar una idea bastante acertada de la riqueza ambiental y de la diversidad biológica que los carac teriza (Augier, 1982; Ballesteros, et al., 1985, 1989; Ros , et al. , 1989, 2001; Soto , et al. , 1988, 1989; Calvín, et al. , 1989, 1998, 1999, 2001; Garcia-Raso, et al. , 1992; Calvín, 1995, 2003; Marín, 2000; Luque , et al. , 2004, entre otros).

Uno de los factores que más condi ciona el paisaje submarino es la naturaleza del sustrato, siendo totalmente distinto el aspecto que presentan los fondos rocosos o duros, del que pre sentan los fondos sedimentarios o blandos. Describiremos por separado ambos tipos de fondos.

FOTOGRAFÍA 6. LOS FONDOS ROCOSOS POR SU ESTABILIDAD Y SU MUY VARIADA OROGRAFÍA SON RICOS EN VIDA Y MUY CAMBIANTES EN SU PAISAJE. BAJO DE PILES, 15 M DE PROFUNDIDAD . (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 6. LOS FONDOS ROCOSOS POR SU ESTABILIDAD Y SU MUY VARIADA OROGRAFÍA SON RICOS EN VIDA Y MUY CAMBIANTES EN SU PAISAJE. BAJO DE PILES, 15 M DE PROFUNDIDAD . (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 7. EN LA FRANJA DE ACANTILADO DONDE ACTUA EL OLEAJE SE PUEDEN APRECIAR VARIAS COMUNIDADES DISTRIBUIDAS EN CINTURONES PARALELOS A LA SUPERFICIE DEL MAR. ISLA DE LA HORMIGA. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 7. EN LA FRANJA DE ACANTILADO DONDE ACTUA EL OLEAJE SE PUEDEN APRECIAR VARIAS COMUNIDADES DISTRIBUIDAS EN CINTURONES PARALELOS A LA SUPERFICIE DEL MAR. ISLA DE LA HORMIGA. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

Fondos rocosos

Los fondos rocosos tienen una gran belleza paisajística, al aunarse en ellos los perfiles abruptos de su topografía con las sugerentes formas y colores de las numerosas especies vegetales y animales que los pueblan. La estabilidad de estos fondos hace que estén recubiertos, casi en su totalidad, por una capa continua de organismos con infinidad de respuestas adaptativas para mantener o aumentar el espacio conse guido y para obtener alimento. (FOTOGRAFÍA 6).

La gran variedad topográfica propia de estos fondos (grietas, extra-plomos, cuevas, paredes y superficies de diferente orientación e inclinación, etc.) proporciona una importante diversidad de hábitat, donde se implantan comunidades diferentes, conformándose con ello un importante número de unidades paisajísticas.

La primera zona o piso, la supra- litoral o de salpicaduras, es la que humedece el rocío del mar y el salpicar del oleaje, pero que prácticamente nunca se ve sumergida. Su amplitud es variable, dependiendo de factores como la fuerza del oleaje y la inclinación y orientación de la costa (de 30-50 cm a 2-3 m).

Las duras condiciones de vida hacen que la comunidad de la roca supralitoral sea pobre en especies, dos pequeños moluscos gasterópodos, un pequeño crustáceo y algunas algas cianofíceas que colorean la roca.

A continuación, y bajo la influencia del oleaje, aparece un destacado y llamativo cinturón de algas. Es un elemento muy importante del paisaje costero y realza significativamente la belleza del mismo. Este cinturón está formado por las comunidades del piso mediolitoral y por las comunidades más superficiales del piso infralitoral.

La zona o piso mediolitoral, de mareas o de rompientes, es aquella en la que se encuentran las comunidades de organismos que requieren o toleran un cierto grado de inmersión, pero no pueden sobrevivir a inmersiones permanentes o semipermanentes. En cambio, en los primeros 20-30 cm del piso infralitoral se encuentran las comunidades de organismos que toleran un cierto grado de emersión, pero no pueden sobrevivir a emersiones permanentes o semipermanentes. (FOTOGRAFÍA 7) .

En la comunidad de la roca mediolitoral superior y en la co munidad de la roca mediolitoral inferior se pueden observar las algas Nemalion helmintoide, Rissoella verruculosa, Nemoderma tingitanum, Chondrophycus tenerrimu s ( =Lauren cia papillosa ); varias especies del genero Patella y Monodonta entre los moluscos; y los crustáceos Chtamalus stellatus, Pachigrapsus marmoratus, Eriphia verrucosa.

La comunidad formación de vermétidos la forman las estructuras organógenas constituidas por los tubos calcáreos de un molusco sésil, Dendropoma petraeum, consolidados por los talos de rodofíceas calcáreas incrustantes, principalmente Neogoniolithon brassica-florida (= Spongites notarisi i), resultando un conglomerado de consistencia semejante a la de la roca. (FOTOGRAFÍA 8) .

Estas estructuras aparecen en los tramos de litoral bañado por aguas limpias y no contaminadas, pudiendo constituir plataformas de diferente forma y extensión.

Sólo están presentes en las zonas más cálidas del Mediterráneo. En las costas peninsulares aparecen con cierta entidad en el SE (Alicante-Murcia Almería). En Murcia las estructuras más desarrolladas aparecen entre la Isla del Fraile y Puntas de Calnegre.

La comunidad fotófila de la roca infralitoral superior en régimen batido es propia de los primeros centímetros por debajo del nivel del mar en zonas rocosas bien iluminadas, expuestas a fuerte hidrodinamismo y bañadas por aguas limpias y bien oxigenadas. Es una comunidad con una alta diversidad de especies, en la que se pueden observar varios estratos de algas y una abundante fauna vágil. El alga Cystoseira stricta es la especie de mayor porte y abundancia y la que caracteriza a la comunidad. (FOTOGRAFÍA 7).

Las dos comunidades mediolitorales y las dos comunidades infralitorales descritas hasta ahora son comunidades muy sensibles a cualquier tipo de contaminación y su presencia indica buen estado de conservación y alta calidad de las aguas.

La zona o piso infralitoral será el primero totalmente marino. La inmersión continuada de esta zona, que se puede extender hasta los 27- 28 m de profundidad, asegura unas condiciones ambientales más constantes que las de las dos anteriores, permitiendo una vida más abundante y diversificada. En esta franja de litoral se aprecia a simple vista una marcada dominancia algal.

La comunidad de algas fotófilas infralitorales de régimen calmo se instala sobre fondos rocosos bien iluminados y protegidos de un fuerte hidrodinamismo por la configuración geomorfológica del litoral o por la profundidad. La transparencia de las aguas propias del sureste peninsular permite que alcance los 27-28 m de profundidad.

FOTOGRAFÍA 8. LAS FORMACIONES DE ASPECTO ROCOSO A LAS QUE DAN LUGAR UN MOLUSCO Y UN ALGA CALCÁREA, FORMACIONES DE VERMÉTIDOS, SON DE GRAN IMPORTANCIA ECOLÓGICA Y MUY FRÁGILES A LOS IMPACTOS. ACANTILADOS DE CALNEGRE. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 8. LAS FORMACIONES DE ASPECTO ROCOSO A LAS QUE DAN LUGAR UN MOLUSCO Y UN ALGA CALCÁREA, FORMACIONES DE VERMÉTIDOS, SON DE GRAN IMPORTANCIA ECOLÓGICA Y MUY FRÁGILES A LOS IMPACTOS. ACANTILADOS DE CALNEGRE. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

Es una comunidad de una gran riqueza de especies y de una gran complejidad estructural y caracteriza a una de las unidades paisajísticas importantes de los fondos rocosos, el paisaje que nos rodea cuando nos bañamos o nos sumergimos en un acantilado.

El desarrollo que alcanza en condiciones óptimas hace que la podamos considerar como un bosque a la escala del tamaño de sus especies, unos 30-40 cm. Las algas y fauna sésil compondrían el “bosque” propiamente dicho, cuya complejidad se incrementa considerablemente por la abundante fauna móvil asociada. Y como sucede en los bosques terrestres, se puede distinguir una serie de estratos. Las condiciones ambientales de cada porción de litoral harán que cada estrato esté formado por un conjunto de especies diferentes. El componente animal de esta comunidad, aunque no caracteriza tanto el paisaje como el algal, tiene también una importante diversidad específica. (FOTOGRAFÍA 9) .

La gran variedad topográfica propia de estos fondos (grietas, extraplomos, cuevas, paredes y superficies de diferente orientación e inclinación, etc.) proporciona una importante diversidad de hábitat.

Las algas: Codium bursa, Cladostephus spongiosus (=Cladostephus hirsutus), Stypocaulon scoparium (= Halopteris scoparia), Dictyopteris polypodioides (=Dictyopteris membranacea), Dictyota dichotoma, Padina pavonica, Cystoseira balearica (=Cystoseira brachycarpa var. balearica), Asparagopsis taxiformis; la esponja: Ircinia fasciculata; los cnida rios: Anemonia sulcata, Oculina pata gonica; el poliqueto: Spirographis spa llanzanii; los moluscos: Chiton olivaceus, Haliotis lamellosa, Thais hae mastoma, Conus mediterraneus; el crustáceo: Maja crispata; los equino dermos: Echinaster sepositus, Arbacia lixula, Paracentrotus lividus; los peces: Scorpaena porcus, Epinephelus costae (=Epinephelus alexandrinus), Serranus scriba, Serranus cabrilla, Diplodus sar gus, Diplodus vulgaris, Chomis chromis, Symphodus tinca, Coris julis, Thalasso ma pavo, son algunas de sus especies.

La comunidad de algas esciáfilas infralitorales en régimen calmo o de precoralígeno se presenta en enclaves rocosos protegidos de la iluminación directa por configuración geomorfológica (paredes verticales, orientación norte, etc.) o por la profundidad, pero donde persista siempre una iluminación no excesivamente débil. Es una comunidad con una riqueza de especies y una complejidad estructural importantes. Una mayor presencia de inverte brados y algas rojas, confiriendo color, y un sustrato de pendiente pronunciada, hacen que esta comunidad sea una unidad paisajística muy atractiva. (FOTOGRAFÍA 10 ).

Las algas: Flabellia petiolata, Halimedatuna, Mesophyllum alternans, Peyssonnelia squamaria; las esponjas: Chondrosia reniformis, Crambe crambe, Phorbas tenacior, Petrosia ficiformis; los poliquetos: Serpula vermicularis, Protula intestinum; los equinodermos: Marthasterias glacialis, Ophidiaster ophidianus, Hacelia attenuata, Ophio derma longicaudum, son algunas de sus especies .

La comunidad de grutas semios curas y extraplomos se presenta en extraplomos, grietas y entradas de cuevas y túneles, cualquiera que sea su profundidad (infralitoral y circalitoral). En estos enclaves la luz está muy amortiguada. Es una comunidad pobre en algas pero rica en especies animales (filtradoras, carnívoras y detritívoras) y con una complejidad estructural considerable. Constituye una unidad paisajística muy atractiva.

FOTOGRAFÍA 9. LOS FONDOS ROCOSOS BIEN ILUMINADOS ESTÁN RECUBIERTOS POR UN TAPIZ DE ALGAS QUE, A MODO DE BOSQUE, ACOGE Y ALIMENTA A MUCHAS ESPECIES DE ANIMALES. BAJO DE FUERA, 12 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 9. LOS FONDOS ROCOSOS BIEN ILUMINADOS ESTÁN RECUBIERTOS POR UN TAPIZ DE ALGAS QUE, A MODO DE BOSQUE, ACOGE Y ALIMENTA A MUCHAS ESPECIES DE ANIMALES. BAJO DE FUERA, 12 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 10 . LAS PAREDES VERTICALES CONFIGURAN UNA UNIDAD PAISAJÍSTICA DONDE EL COLOR LO APORTAN PRINCIPALMENTE LAS ESPONJAS. CABO DE TIÑOSO, 19 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 10 . LAS PAREDES VERTICALES CONFIGURAN UNA UNIDAD PAISAJÍSTICA DONDE EL COLOR LO APORTAN PRINCIPALMENTE LAS ESPONJAS. CABO DE TIÑOSO, 19 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 11. LAS CUEVAS CONSTITUYEN UN PAISAJE QUE, ADEMÁS DE MUY COLORISTA, SIEMPRE PUEDE DEPARAR LA SORPRESA DE OBSERVAR LAS ESPECIES DE PECES O CRUSTÁCEOS QUE ALLÍ BUSCAN REFUGIO. ( FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 11. LAS CUEVAS CONSTITUYEN UN PAISAJE QUE, ADEMÁS DE MUY COLORISTA, SIEMPRE PUEDE DEPARAR LA SORPRESA DE OBSERVAR LAS ESPECIES DE PECES O CRUSTÁCEOS QUE ALLÍ BUSCAN REFUGIO. ( FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

Navegación

1 2 3 4 5