Estás en : El medio natural > El medio litoral                        Mostrar menu
El medio litoral

Capítulo II. El medio natural

En el ecosistema marino, el hábitat lo constituyen los mares y océanos, que ocupan el 71 % de la superficie del pla neta y contienen el 97% del agua libre de la tierra, siendo el hábitat mayor y más homogéneo, al estar todos los océanos y los mares marginales co nectados entre sí.

El medio litoral

Página 4 de 5

1 2 3 4 5

La comunidad de arenas finas bien calibradas se instala en arenas finas, homogéneas, principalmente de origen terrígeno, sin un enfangamiento pronunciado y no sometidas a un régimen de corrientes importante. En nuestro litoral forma una franja situada desde los 3-4 m de profundidad hasta el comienzo de los céspedes de Cymodo cea, de la pradera de Posidonia, o los 20-25 m cuando no hay formaciones de fanerógamas marinas.

El cnidario: Condylactis aurantiaca; los moluscos: Turritella turbona, Venus verrucosa, Rudicardium tuberculatum; el crustáceo: Liocarcinus venalis; los equinodermos: Astropecten bispinosus, Astropecten spinulosus, Echinocardium cordatum, Holothuria tubulosa; los pe ces: T orpedo torpedo, Syngnathus acus, Mullus surmuletus, Lithognathus mormyrus, Bothus podas, Trachinus araneus, Uranoscopus scaber, Xyrichthys novacu la, son algunas de sus especies. (FOTOGRAFÍA 15).

La comunidad de césped de Cymo docea nodosa se instala sobre arenas finas o algo fangosas no expuestas a un hidrodinamismo muy acentuado. El crecimiento conjunto de un elevado número de plántulas de Cymodocea nodos a es lo que da origen al césped y los fondos móviles donde se implanta ganan en estabilidad por el efecto fijador que tienen los rizomas y raíces de la planta sobre las partículas sueltas del sustrato. Suele ocupar los fondos are nosos de nuestro litoral comprendidos entre 6 y 20 m de profundidad, donde suele formar una banda continua previa a la pradera de Posidonia oceanica. Es una comunidad muy sensible a cualquier tipo de perturbación, siendo su presencia indicadora de calidad ambiental. (FOTOGRAFÍA 16).

La comunidad de césped de Caulerpa prolifera se instala principalmen te en fondos superficiales (infralitoral superior), pero puede aparecer a mayor profundidad. Requiere de aguas cálidas y débil hidrodinamismo, instalándose sobre sustratos fangosos. El crecimiento conjunto de un elevado número de plántulas de Caulerpa es lo que da origen al césped. Es una comunidad mucho más pobre que la que se instala en sustrato no fangoso (césped de Cymodocea nodosa) . Su presencia suele indicar degradación ambiental por excesiva sedimentación o por algún tipo de contaminante y es en el interior de la laguna costera del Mar Menor donde ocupa la máxima superficie. (FOTOGRAF ÍA 17).

FOTOGRAFÍA 16. LOS CÉSPEDES DE CYMODOCEA ES UNA UNIDAD PAISAJÍSTICA FÁCIL DE OBSERVAR A LO LARGO DE TODO NUESTRO LITORAL. CALABARDINA, 5 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 16. LOS CÉSPEDES DE CYMODOCEA ES UNA UNIDAD PAISAJÍSTICA FÁCIL DE OBSERVAR A LO LARGO DE TODO NUESTRO LITORAL. CALABARDINA, 5 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 17. EL CÉSPED DE CAULERPA ES EL PAISAJE MÁS EXTENDIDO EN LOS FONDOS DEL MAR MENOR. CERCA DE LA ISLA REDONDA, 4 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 17. EL CÉSPED DE CAULERPA ES EL PAISAJE MÁS EXTENDIDO EN LOS FONDOS DEL MAR MENOR. CERCA DE LA ISLA REDONDA, 4 M DE PROFUNDIDAD. (FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

La comunidad de pradera de Posidonia oceánica necesita para de sarrollarse: aguas limpias y bien oxigenadas; temperatura y salinidad poco variables; hidrodinamismo moderado; y sustrato donde poder desarrollar sus rizomas y donde exista cierta cantidad de materia orgánica. Se instala preferentemente sobre fondos de arena, aunque también puede hacerlo sobre roca, y puede extenderse desde la superficie hasta los 28-29 m profundidad.

El crecimiento conjunto de un elevado número de plántulas de Posidonia oceanica es lo que da origen a la pradera, formación donde se pueden distinguir una parte basal enterrada (mata) constituida por tallos, rizomas y sedimento compac tado y una parte elevada formada por las hojas. El papel que juegan las praderas en los ecosistemas litorales es fundamental en diversos aspectos. El desarrollo de rizomas y raíces fija los fondos de arena y da lugar a un sustrato estable, sobre el que se implanta una comunidad mucho más compleja y estructurada que la que se instalaría sobre la arena. A la vez, la estructura estable formada por dichos rizomas tiene un importante efecto amortiguador del oleaje y de las corrientes, impidiéndose con ello la erosión de la línea de costa y, por tanto, la regresión de las playas arenosas.

La pradera tiene también un im portante efecto de depuración de las aguas costeras, al limpiarlas de sedimentos, que quedan atrapados entre sus hojas y se depositan, y al oxigenarlas y asegurar con ello la degradación de la materia orgánica acumulada. Por otro lado, las praderas acogen a un importantísimo número de especies vegetales y animales, y les aportan alimento, protección y sustrato donde fijarse. Por último, aportan materia orgánica en forma de detritus a las comuni dades más profundas.

Es una comunidad muy sensible a cualquier tipo de perturbación, siendo su presencia indicadora de alta calidad ambiental. (FOTOGRAFÍA 18).

La comunidad de fondos detríticos costeros se instala en fondos de sustrato sedimentario, resultantes de una mezcla entre elementos de origen terrígeno y de origen biógeno (restos de caparazones de equino dermos, conchas, algas calcáreas, briozoos, etc.). Aparece al pie de los fondos rocosos o al final de la pradera de Posidonia y puede extenderse hasta profundidades de 100 ó más metros.

Un aspecto muy peculiar de esta comunidad se da cuando se produce una acumulación importante de algas calcáreas de vida libre, Son los denominados fondos de maërl. La presencia de estas formaciones de algas calcáreas perennes modi fican la granulometría del sedimento y la estructura espacial, consiguien do una mayor heterogeneidad del hábitat y con ello una elevada diversidad biológica. (FOTOGRAFÍA 19 Y 20).

Las algas: Zanardina prototypus, Phymatolithon calcareum, Mesophy llum alternans, Lithothamnion valens; la esponja: Cliona viridis; los cnida rios: Cribrinopsis crassa, Lophogorgia sarmentosa; los moluscos: Charonia nodifera, Venus verrucosa, Pecten ja cobaeus; el crustáceo: C alappa granu lata; los equinodermos: Luidia cilia ris, Astropecten aranciacus, Chaetaster longipes, Spatangus purpureus; los peces: Scyliorhinus canicula, Cephalocantus volitans, Lophius piscatorius, Triglopo rus lastoviza, son algunas de sus especies.

FOTOGRAFÍA 18. LA PRADERA DE POSIDONIA TIENE UNA VITAL IMPORTANCIA EN EL MANTENIMIENTO DE LA CALIDAD DEL LITORAL, SIENDO MUY SENSIBLE A TODO TIPO DE IMPACTO. LA AZOHÍA, 14 M DE PROFUNDIDAD. ( FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

FOTOGRAFÍA 18. LA PRADERA DE POSIDONIA TIENE UNA VITAL IMPORTANCIA EN EL MANTENIMIENTO DE LA CALIDAD DEL LITORAL, SIENDO MUY SENSIBLE A TODO TIPO DE IMPACTO. LA AZOHÍA, 14 M DE PROFUNDIDAD. ( FOTOGRAFÍA JUAN CARLOS CALVÍN).

 

 

 

Navegación

1 2 3 4 5