Estás en : La organización del territorio: Las comarcas > El Noroeste                        Mostrar menu
El noroeste

Capítulo IV. La organización del territorio: las comarcas

La comarca del Noroeste con 2.386,9 km 2 -la quinta parte de la Región- (Fuentes Zorita y Calvo García-Tornell, 1982 ; Morales Gil, 1991), tiene dos municipios grandes: Moratalla y Caravaca; dos medianos: Cehegín y Calasparra; y uno pequeño: Bullas (TABLA 1) . El medio es de transición entre sierras y vegas, por el encuadre entre las unidades de Cazorla y Segura y las cuencas surorientales del Segura y Guadalentín, con un clima húmedo y fresco que explica unos asentamientos ni serranos ni de vega, el aprovechamiento forestal, el cerealista y hasta el regadío en fondos de valle.

El Noroeste

Página 3 de 7

1 2 3 4 5 6 7
FIGURA 4. COEFICIENTE DE ESCORRENTÍA DE LOS RÍOS COMARCALES

FIGURA 4. COEFICIENTE DE ESCORRENTÍA DE LOS RÍOS COMARCALES

FIGURA 5. DISTRIBUCIÓN MUNICIPAL DE LA SUPERFICIE DE COTOS DE CAZA

FIGURA 5. DISTRIBUCIÓN MUNICIPAL DE LA SUPERFICIE DE COTOS DE CAZA

TABLA    3. TERRENOS DE APROVECHAMIENTO CINEGÉTICO ESPECIAL (2004)

Municipio

 

COTOS PRIVADOS

COTOS DEPORTIVOS

 

COTOS

SOCIALES

 

Número

Superficie (Has.)

Número

Superficie (Has.)

Número

Superficie (Has.)

BULLAS

8

6.095

-

-

-

-

CALASPARRA

13

4.097

2

4.355

1

2.122

CARAVACA DE LA CRUZ

92

52.916

3

3.633

-

-

CEHEGÍN

25

19.184

-

 

---

 

MORATALLA

121

66.306

6

6.455

-

-

TOTAL

1.271

644.271

46

87.946

2

3.627

 

FOTO 4. VISTA GENERAL DE MORATALLA. FOTO PAISAJES ESPAÑOLES

FOTO 4. VISTA GENERAL DE MORATALLA. FOTO PAISAJES ESPAÑOLES.

El medio humano

La población y el poblamiento

Hasta los años cincuenta del siglo pasado, la densidad aumentó a 23 hab./km 2 , a ritmos muy inferiores a los regionales (70) y nacionales (55).

En los ochenta los 26 hab./km 2 se distanciaban más de los 133 de la Región y de los 74 del país. A media dos de los noventa se llegaba a 51, casi la mitad de la media regional, 97, y en 2004 a 55, con mayor alejamiento (Cebrián Abellán, 2002 a). La densidad más alta está en Bullas, 139, Calasparra, 52, y Cehegín 49, y las más bajas en Caravaca, 28, y Moratalla únicamente 9. Y ese desequilibrio esclarece la existencia de dos marcos: uno dinámico (Calasparra, Cehegín y Bullas, ajustado al eje Caravaca-Cehegín, en los valles del Argos y Quípar, en las áreas bajas de suelos más rentables, con población concentrada y mejor comunicada con la capital regional); y otro estancado, en Moratalla y tierras altas de Caravaca (González Ortiz, 1984). (FOTOS 4, 5, 6)

El despoblamiento ha sido tardío y acelerado (Espejo Marín, 1998). A lo largo de la pasada centuria Calasparra, con un auge del 45%, Caravaca de la Cruz, 31%, y Bullas, 30%, presentaron resultados favorables, mientras Moratalla perdió la tercera parte de su población y Cehegín la cuarta. La peor etapa fue la década de los setenta, aunque hasta los ochenta el saldo migratorio negativo decreció (Bel Adell, 1987); pero ni Moratalla ni los pequeños enclaves pudieron recuperarse. En 1999 era negativo en Caravaca, -40, y Moratalla, -31; y en 2003 favorable en la primera, negativo en Moratalla, -32, y se incorporaba Cehegín, -35. Hoy la población en núcleos con más de diez mil habitantes excluye a Calasparra y Moratalla, con una ruralidad arrastrada desde los años ochenta.

El ritmo de crecimiento ha sido diferente al regional. A lo largo de la centuria precedente la comarca pasó de 54.275 personas a 66.242, un incremento del 18%, muy lejano del 51,5% de la Comunidad; y a principios de la actual llegó a 67.845, el 5,3% de la regional, con la tercera parte en Caravaca.

Hoy la población en núcleos con más de diez mil habitantes excluye a Calasparra y Moratalla, con una ruralidad arrastrada desde los años ochenta.

 

FOTO 5. CASCO URBANO DE MORATALLA. FOTO CARLOS MOISÉS GARCÍA.

FOTO    5. CASCO URBANO DE MORATALLA. FOTO CARLOS MOISÉS GARCÍA.

En 2004 sube a 68.641, con un crecimiento del 1,2%, muy alejado del 8% regional ( FIGURA 6). Y la estructura por edades también es distinta. En los años sesenta la población anciana rebasaba el 9%, con las áreas occidentales más envejecidas (González Ortiz 1989; Serrano Martínez, 1989). A finales de los noventa Calasparra, Caravaca y Moratalla habían doblado ese porcentaje, no muy distante del 14,5% regional (Gómez Fayrén y Bel Adell, 1999). Ahora hay un 5% menos de adultos que en la Región.

Por tanto, resaltan tres rasgos: unas tasas de crecimiento dispares, alejadas de las medias regionales, negativas en Moratalla, Bullas, y Calasparra, y estancadas en Caravaca y Cehegín; un índice de envejecimiento irradiado y alejado del regional, 60, sobre todo en Moratalla, 110; y un índice de dependencia de ancianos también distante de la media regional, 22,6, en Moratalla, 39, Calasparra, 33, Caravaca, 31, y Bullas y Cehegín, 30 respectivamente.

A mediados de los años cincuenta, tres cuartas partes de los activos estaban en el sector primario, que a mediados de los setenta habían bajado a la mitad; y desde entonces la caída ha sido imparable. El sector secundario ha crecido menos que las medias regionales y nacionales, un fiel reflejo de una actividad empresarial que en 2000 absorbía el 6% del empleo regional, y mostraba varios rasgos: la debilidad del mercado de trabajo local; la concentración en los municipios mayores, puesto que los tres primeros congregaban a dos terceras partes del empleo total, un calco de la distribución empresarial; y que se dispusiera del 6,5% de la renta familiar disponible de la Comunidad, lo mismo que diez años antes. Entre mediados de los años ochenta y noventa aumentaron los activos, 23%, por debajo de la variación total de la Región, 31%; y los parados, hasta acaparar la décima parte de los regionales. Mientras, desde 1998 la evolución del desempleo re gional ha alcanzado un 21%, y en la comarca ha llegado al 14%.

Hoy los desempleados son más de 3.300, el 9% de los regionales, la tercera parte en Caravaca, más Moratalla y Cehegín, más del 40%. La industria es el sector más afectado con 1434, el 43% de los comarcales y el 18% de los regionales del sector, seguido de la construcción, 338, con algo más de la décima parte de los parados de la comarca y el 8% de los regionales del sector (FIGURA 7). Y hay tres sectores afectados por el desempleo, los que muestran su debilidad: la industria manufacturera, que aglutina al 3,6% del correspondiente a la Comunidad, y el 17% del sector; el co mercio y reparación (el 1 y 5,5% respectivos); y la hostelería, con escasa representación regional y el 6,5%(FIGURA 8).

Entre mediados de los años ochenta y noventa aumentaron los activos, 23%, por debajo de la variación total de la Región, 31 %; y los parados, hasta acaparar la décima parte de los regionales. Mientras desde 1998 la evolución del desempleo regional ha alcanzado un 21 %, en la comarca ha llegado al 14%.

FOTO 6. CASCO HISTÓRICO DE CARA VACA DE LA CRUZ. FOTO M. J. CEBRIÁN TORNERO.

FOTO 6. CASCO HISTÓRICO DE CARAVACA DE LA CRUZ. FOTO M. J. CEBRIÁN TORNERO.

FIGURA 6. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN DE DERECHO (1900-200

FIGURA 7. PARO REGISTRADO POR OFICINAS DE EMPLEO (DICIEMBRE DE 2004)

FIGURA 7. PARO REGISTRADO POR OFICINAS DE EMPLEO (DICIEMBRE DE 2004)

FIGURA 8. PARO REGISTRADO POR SECTORES ECONÓMICOS (DICIEMBRE DE 2004)

FIGURA 8. PARO REGISTRADO POR SECTORES ECONÓMICOS (DICIEMBRE DE 2004)

 

 

Navegación

1 2 3 4 5 6 7