Estás en : La organización del territorio: Las comarcas > El Altiplano de Jumilla - Yecla                        Mostrar menu
La comarca del Altiplano

Capítulo IV. La organización del territorio: las comarcas

La comarca que integra los municipios de Jumilla-Yecla se conoce como la del Altiplano por las características geomorfológicas de estas tierras. Está situada en el sector NE de la Región de Murcia y la unidad que presenta, tanto desde el punto de vista de la geografía física como de la humana, hace que su delimitación comarcal sea incontestable.

La comarca del Altiplano

Página 5 de 6

1 2 3 4 5 6
FOTO 6. PAISAJE DEL SECANO TRADICIONAL DEL ALTIPLANO, AL PIE DE PEÑAS BLANCAS EN JUMILLA, CON CULTIVOS DE VID Y CEREAL, Y HÁBITAT DISPERSO. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 6. PAISAJE DEL SECANO TRADICIONAL DEL ALTIPLANO, AL PIE DE PEÑAS BLANCAS EN JUMILLA, CON CULTIVOS DE VID Y CEREAL, Y HÁBITAT DISPERSO. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 7. PAISAJE DEL SECANO DE YECLA CON VID OCUPANDO LA SUPERFICIE DE GLACIS. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO    7. PAISAJE DEL SECANO DE YECLA CON VID OCUPANDO LA SUPERFICIE DE GLACIS. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 8. PLANTACIÓN DE PERALES, EN PRIMER TÉRMINO, Y CIRUELOS, AL FONDO, CON RIEGO LOCALIZADO EN EL MUNICIPIO DE JUMILLA. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 8. PLANTACIÓN DE PERALES, EN PRIMER TÉRMINO, Y CIRUELOS, AL FONDO, CON RIEGO LOCALIZADO EN EL MUNICIPIO DE JUMILLA. FOTO MARÍA PALAO.

La trayectoria económica del Altiplano

La agricultura en el Altiplano está muy condicionada por el clima, pues las bajas temperaturas invernales, las heladas tem pranas y tardías y la escasez pluviométrica han orientado los cultivos hacia los cereales y la vid (FOTOS 6 Y 7, FIGURA 8).

De las 97.238 has. del municipio jumillano, el 64 % son tierras de cultivo, mientras que de las 60.774 has. de Yecla, el 80% está cultivado. Son unas superficies bastante estabilizadas en la actualidad. Tras el aumento de la superficie regada desde los años setenta, el regadío ha crecido hasta las algo más de 8.000 has. de ambos municipios. Este regadío está ocupado por cultivos leñosos casi totalmente (alrededor de 7.500 has), pero hay que diferenciar entre un regadío que se puede denominar “extensivo”, sobre cultivos del secano tradicional, olivo, viñedo y almendro, con riego localizado, mientras que, también por goteo, aparece otro para frutales de hueso como melocotonero, ciruelo y 343 has. de albaricoquero en Jumilla, en las inmediaciones del límite con Abarán, también pera y manzana (FOTOS 8, 9, 10, 11,12,13 Y 14).

Las áreas de regadío se localizan en Jumilla al sur de la sierra de La Fuente, en el corredor de la Rambla del Judío, en El Prado, en Fuente del Pino y Jimena, Casa del Rico, el Aljunzarejo, Las Encebras, todo lo que es la cuenca de la rambla del Moro. En Yecla hay una gran área que comienza al NW de la ciudad, en la Cañada del Pulpillo, y bordeando el núcleo de población se extien de en el SE hasta la sierra del Serral y La Hoya del Moñigal.

El secano es el que ocupa las mayores extensiones, pues, en el 2004, Jumilla tenía 31.180 has frente a las 8.137 de regadío y, para Yecla 16.702 has. frente a 8.529 bajo riego. La mayoría de la superficie la ocupan los leñosos, pues en ambos municipios los herbáceos ocupan algo más de 3.000 has. del total del secano. De los leñosos, es el viñedo el que ocupa la mayor superficie (14.000 has. en Yecla y 20.914 has. en Jumi lla), seguido de almendro y olivar en distinto orden según el municipio, pues el almendro es más térmico y más sufrido a la falta de agua que el olivo, que suele ubicarse en los lugares de más disponibilidad hídrica. El mayor interés por el regadío que parece tener Yecla tal vez está en el hecho de una mayor fragmentación de la propiedad, pues más del 50% de sus explotaciones, en 1999, tenían menos de 5 has., frente al 34% de Jumilla (FIGURA 9).

Ese menor tamaño de las explotaciones puede haber incentivado las iniciativas yeclanas en desarrollar tempranamente otras actividades. Iniciativas influidas por las del vecino territorio alicantino del Alto Vinalopó, como por ejemplo es la industria del calzado .

FIGURA 8: DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LAS TIERRAS DE CULTIVO. HECTÁREAS AÑO 2004. Nota: Datos años 2003 y 2004 son provisionales.

FIGURA 8: DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LAS TIERRAS DE CULTIVO. HECTÁREAS AÑO 2004. Nota: Datos años 2003 y 2004 son provisionales.

FOTO 9. CULTIVOS HERBÁCEOS CON RIEGO LOCALIZADO, LECHUGAS PLANTADAS HACIA LA PRIMAVERA. REGADÍO EN YECLA. FOTO MARÍA PALAO

FOTO 9. CULTIVOS HERBÁCEOS CON RIEGO LOCALIZADO, LECHUGAS PLANTADAS HACIA LA PRIMAVERA. REGADÍO EN YECLA. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 10. PLANTACIÓN DE LECHUGAS, CON RIEGO LOCALIZADO, REALIZADA POR EMPRESARIOS DEL CAMPO DE CARTAGENA QUE ALQUILAN TIERRAS EN YECLA APROVECHANDO LA DISPONIBILIDAD DE AGUA A BUEN PRECIO PARA CULTIVAR PRODUCTOS HORTÍCOLAS COMPLETANDO EL CICLO PRODUCTIVO DE LOS CAMPOS LITORALES. FOTO MARÍA PALAO.

FOTO 10. PLANTACIÓN DE LECHUGAS, CON RIEGO LOCALIZADO, REALIZADA POR EMPRESARIOS DEL CAMPO DE CARTAGENA QUE ALQUILAN TIERRAS EN YECLA APROVECHANDO LA DISPONIBILIDAD DE AGUA A BUEN PRECIO PARA CULTIVAR PRODUCTOS HORTÍCOLAS COMPLETANDO EL CICLO PRODUCTIVO DE LOS CAMPOS LITORALES. FOTO MARÍA PALAO.

Ambas localidades han desarrollado una industria agroalimentaria, donde la más importante es la vinícola, que se orientó hacia una mejora de la calidad de los vinos. Así, el 12 de enero de 1966 se reconoce la Deno minación de Origen Jumilla y el 19 de junio de 1975, la de Origen Yecla (FOTOS 15 Y 16). Pero Yecla se decantó tempranamente por otras actividades industriales como la de la madera, con la fabricación de puertas, marcos y ventanas, y posteriormente de muebles, que va a tener tanto desarrollo que va a hacer de esta localidad un centro industrial del mueble. Este auge explica el rápido crecimiento y dinamismo de Yecla con repercusio nes en otras industrias asociadas como los tapizados, etc., frente al letargo que sufría Jumilla, centrada en la agricultura y sus derivados con escaso desarrollo industrial, con pequeños talleres, poco capitalizados, y proyección muy restringida frente a la que Yecla va ganando (FOTO 17).

Las dos ciudades incluyen en su trazado urbano los primeros talleres germen de la industria. Yecla, que va a crecer antes, va sacándolos de su trama urbana hacia los ejes de comunicación. Así, la carretera N 344, que llega desde Jumilla, verá pronto colonizados sus lados por los establecimientos industriales, sobre todo de madera y muebles, que a partir de los años 80 del siglo pasado comien zan a trasladarse a la carretera de Villena. Los polígonos industriales de Yecla de titularidad pública se han constituido a lo largo de estos ejes de comunicación. Así, el polígono Urbayecla I y II en la carretera de Jumilla, “Las Teresas” y “La Herrada” junto a la de Villena. En total unidos al polígono de “La Errada” de titularidad privada, ocupan un millón de m 2 de suelo (FOTO 18).

FOTO 11. CULTIVOS HERBÁCEOS CON RIEGO POR ASPERSIÓN, CARRETERA DE JUMILLA ONTUR. FOTO MARIA PALAO.

FOTO    11. CULTIVOS HERBÁCEOS CON RIEGO POR ASPERSIÓN, CARRETERA DE JUMILLA ONTUR. FOTO MARIA PALAO.

FOTO 12. CULTIVO LEÑOSO, VID, CON RIEGO POR ASPERSIÓN, UN CASO RARO EN EL ALTIPLANO DONDE ES EL RIEGO POR GOTEO LO QUE SE UTILIZA. PARAJE DEL ALTO DE LAS PUNTILLAS EN LA CARRETERA DE JUMILLA A ONTUR. FOTO MARÍA PALAO

FOTO 12. CULTIVO LEÑOSO, VID, CON RIEGO POR ASPERSIÓN, UN CASO RARO EN EL ALTIPLANO DONDE ES EL RIEGO POR GOTEO LO QUE SE UTILIZA. PARAJE DEL ALTO DE LAS PUNTILLAS EN LA CARRETERA DE JUMILLA A ONTUR. FOTO MARÍA PALAO.

Navegación

1 2 3 4 5 6