Estás en : El medio humano > La ganadería                        Mostrar menu
FOTO 1. CULTIVO DE ALFALFA. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN

FOTO 1. CULTIVO DE ALFALFA. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN

Capítulo III - El medio humano

La ganadería

Desde hace siglos la ganadería ha tenido un papel muy importante en la actividad económica de Murcia, en su triple vertiente de aprovechamiento: producción de carne y leche, o como fuerza de trabajo. A lo largo de la historia se han ido seleccionando las especies au tóctonas, y en las últimas décadas se han introducido razas importadas, todo ello con el fin de obtener los rendimientos necesarios para hacer viable económica mente la crianza de animales.

Página 2 de 3

1 2 3
FOTO 10. REBAÑO OVINO PASTANDO RESTOS DE UNA PLANTACIÓN DE HORTALIZAS. FUENTE ÁLAMO DE MURCIA. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 10. REBAÑO OVINO PASTANDO RESTOS DE UNA PLANTACIÓN DE HORTALIZAS. FUENTE ÁLAMO DE MURCIA. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 12. OVEJA SEGUREÑA. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 11. REBAÑO OVINO PASTANDO EN UN BARBECHO. CARAVACA DE LA CRUZ. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 11. REBAÑO OVINO PASTANDO EN UN BARBECHO. CARAVACA DE LA CRUZ. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

El ganado ovino

La explotación del ganado lanar ha ido ligada en la Región de Murcia a la empresa agraria de secano y sobre todo a las explotaciones cerealistas, en donde los rebaños ovinos han jugado un papel importante, por su contribución a la renta agraria de las mismas (Espejo, 1997).

Desde tiempo inmemorial el ganado ovino ha tenido mucha impor tancia en la economía ganadera de Murcia como productor de lana, carne y estiércol. En la actualidad esta especie ganadera se beneficia para su alimentación de una gran cantidad de subproductos procedentes de la industria transformadora y de manipulado de hortalizas, así como de los abundantes restos que quedan en el campo tras la recolección de las cosechas (FOTO 10). También se mantiene la tradición del pastoreo de barbechos (FOTO 11) y rastrojeras (Espejo, 1996d).

Desde mediados de los años sesenta el censo ovino regional se ha cuadruplicado ( FIGURA 1), y este crecimiento se acentúa tras la entrada en 1986 de España en la Comunidad Europea, y las correspondientes ayudas comunitarias. A este crecimiento ha contribuido también la alta calidad de la carne que hace que sea un producto cada vez más demandado.

La raza predominante es la ovina segureña (FOTO12), caracterizada por su elevada rusticidad y los altos niveles productivos. La oveja segureña produce corderos de alta calidad, con elevado rendimiento en matadero y unas excelentes características de la canal. Su carne es muy solicitada por los mercados de Levante y Cataluña (Es pejo, 1996c).

Aunque el ganado ovino está presente en todo el territorio regional, se localiza preferentemente en las comarcas del Noroeste, Valle del Guadalentín y Campo de Cartagena. Destacan las aportaciones de cuatro municipios al total regional: Caravaca de la Cruz (15%), Lorca (13%), Moratalla (10%) y Fuente Álamo (10%).

FIGURA 1. EVOLUCIÓN DEL CENSO GANADERO (1965-2003).

FIGURA 1. EVOLUCIÓN DEL CENSO GANADERO (1965-2003).

El ganado caprino

Durante muchos años la explotación del ganado caprino ha presentado una clara regresión, dedicándose a su cría casi exclusivamente aquellas zonas semiestériles en las que el intensivo secano hacía imposible la explotación de otros rumiantes (Espejo, 1997). En la actualidad la especie caprina ha experimentado un gran crecimiento como consecuencia del desarrollo de las industrias queseras y por la creciente demanda que de ejemplares reproductores se hace desde diversos puntos del país y del extranjero, debido a las características de la cabra autóctona murciana.

FOTO 13. REBAÑO CAPRINO PASTANDO EN LAS PROXIMIDADES DEL BARRIO DE SAN DIEGO (LORCA ) AÑO 1992. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 13. REBAÑO CAPRINO PASTANDO EN LAS PROXIMIDADES DEL BARRIO DE SAN DIEGO (LORCA ) AÑO 1992. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

La evolución del ganado caprino en Murcia (FIGURA 1) está muy en consonancia con la seguida por el ovino, debido a la complementariedad de ambos en las funciones de la explotación. A partir de la entrada de España en la Comunidad Euro pea en 1986 se produce un fuerte aumento del censo, debido a varias razones. Por una parte, la subida del precio de la leche de cabra da lugar a que los ganaderos aumenten la dimensión del rebaño y la intensificación de la producción. En segundo lugar, está la aplicación de las primas comunitarias que hace que muchos ganaderos incrementen su número de reses. Otros aspectos que han contribuido al desarrollo reciente de esta especie son la mejora del aspecto sanitario, la proliferación de las industrias queseras y la selección cada vez mayor de la especie caprina autóctona la cabra murciano-granadina.

En la actualidad, el componente suelo no condiciona demasiado la existencia de la especie caprina, tradicionalmente implantada en zonas donde era posible el pastoreo como resultado de la degradación del espacio agrario (FOTO 13) así como en áreas más montaraces y desfavorecidas para la actividad agraria. Hoy en día son bastantes las explotaciones que se dedican a la crianza del ganado caprino en régimen de semiestabulación o es tabulación total, por lo que el soporte agrícola de las explotaciones no es imprescindible (Espejo, 1996c).

FOTO 14. CABRA MURCIANO-GRANADINA. FOTO ACRIMUR.

FOTO 14. CABRA MURCIANO-GRANADINA. FOTO ACRIMUR.

La cabra murciano-granadina es la especie dominante. Destaca entre otras razas caprinas españolas por su sobriedad, rusticidad, facilidad de explotación, adaptabilidad y sobre todo por su elevada producción lechera (FOTOS 14 y 15) . Existe un gran interés por el mantenimiento y fomento de esta raza, y se manifiesta en un cuidado control sanitario, genético, de las instalaciones, etc. (Espejo, 1987).

La leche de cabra murciana es un producto muy demandado por las industrias queseras murcianas, que han contado con el apoyo de las Administraciones, y cuyos frutos se consolidan con la creación del Consejo Regulador de las Denomi naciones de Origen Queso de Mur cia y Queso de Murcia al Vino (Espejo, 2001).

En 2005 se producen en la Re gión de Murcia 300.000 kg. de Que so de Murcia al Vino con Denominación de Origen, y de esta producción, el 55% se vendió en Estados Unidos, el 5% en Alemania, el 5% en Inglaterra y el 35 % en el mercado nacional, preferentemente en las regiones mediterráneas.

El ganado caprino, al igual que el ovino, está presente en la totalidad de los municipios murcianos, aunque unos pocos cuentan con un elevado censo de animales, y por tanto con una contribución destacada al conjunto de la cabaña caprina regional: Lorca (25%), Ju milla (13%), Puerto Lumbreras (8%), Cartagena (7%) y Mula (7%).

La cabra murciano-granadina es la especie dominante. Destaca entre otras razas caprinas españolas por su sobriedad, rusticidad, facilidad de explotación, adaptabilidad y sobre todo por su elevada producción lechera.

El ganado vacuno

A pesar de la inexistencia de praderas y de la escasez de forrajes, el ganado vacuno siempre ha estado presente en la economía agraria murciana. Esta especie se ha caracterizado por ser capaz de adaptarse al medio de este ámbito mediterráneo, y fruto de esta adaptación ha sido la vaca murciana, animal de aptitud mixta, utilizada para las tareas de la huerta, la producción de leche y de terneros. Su alimentación y crianza se ha desarrollado en áreas de huerta, aprovechando los distintos subproductos que esta proporciona.

Con el desarrollo urbano y el consiguiente aumento de la demanda de leche y carne de vacuno, la vaca murciana pasa progresivamente a un segundo lugar, hasta que desaparece. En contrapartida se produce a comienzos de los años setenta una importación masiva de vacas de gran producción lechera, primero de raza parda alpina y después frisonas. En cuanto al vacuno de carne, se implantan en la Región grandes granjas dedicadas a la recría de terneros procedentes de otras provincias y con animales de razas extranjeras adaptadas a la producción de carne.

Desde mediados de los años sesenta el censo del ganado vacuno lechero se ha ido incrementando progresivamente (FIGURA 1) . Este aumento viene dado por las reses de carne, ya que la presencia de vacas lecheras sobre el conjunto del ganado vacuno ha ido perdiendo peso, en la actualidad suponen una sexta parte del total. No obstante, las granjas dedicadas a la producción de leche en todos los casos superan el centenar de vacas (FOTO 16), muy por encima de la media nacional (Espejo, 1992). Este elevado número de animales les permite ser rentables económicamente, y la escasez de alimentos, por el escaso soporte territorial de la mayoría de las explotaciones, se suple con la tradicional disponibilidad de subproductos (corteza de alcachofa y naranja).

El vacuno de carne se localiza dentro de explotaciones de gran capacidad, alimentado con piensos compuestos, fabricados en muchos casos por los propios ganaderos, con lo que se consigue una reducción en los costes y una mayor rentabilidad de las explotaciones. En Murcia se engordan más de 95.000 terneros al año para sacrificio, cuya carne se vende en varias provincias españolas e incluso se exporta a otros países. La mayor parte de los terneros de cebo se compran en Castilla y León, Cantabria, Extrema dura y Andalucía, y se engordan en 560 granjas, de las que 336 están en Lorca. El tamaño medio de las explotaciones supera las 200 cabezas, muy por encima de la media nacional, que se estima en 70 cabezas.

FOTO 15. EJEMPLARES DE CABRA MURCIANO-GRANADINA EN UNA SALA DE ORDEÑO. FOTO ACRIMUR.

FOTO 15. EJEMPLARES DE CABRA MURCIANO-GRANADINA EN UNA SALA DE ORDEÑO. FOTO ACRIMUR.

FOTO 16. EXPLOTACIÓN DE VACUNO DE LECHE. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 16. EXPLOTACIÓN DE VACUNO DE LECHE. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

Navegación

1 2 3