Estás en : El medio humano > La ganadería                        Mostrar menu
FOTO 1. CULTIVO DE ALFALFA. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN

FOTO 1. CULTIVO DE ALFALFA. LOS DOLORES (MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN

Capítulo III - El medio humano

La ganadería

Desde hace siglos la ganadería ha tenido un papel muy importante en la actividad económica de Murcia, en su triple vertiente de aprovechamiento: producción de carne y leche, o como fuerza de trabajo. A lo largo de la historia se han ido seleccionando las especies au tóctonas, y en las últimas décadas se han introducido razas importadas, todo ello con el fin de obtener los rendimientos necesarios para hacer viable económica mente la crianza de animales.

Página 3 de 3

1 2 3
FOTO 18. CERDO CHATO MURCIANO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 18. CERDO CHATO MURCIANO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

El ganado porcino

La explotación del ganado porcino ha tenido y sigue teniendo una gran importancia en la Región de Murcia, donde ocupa el primer lugar entre todas las explotaciones ganaderas.

FOTO 22. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVES DE CEBO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO    22. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVES DE CEBO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 17. MARRANERA TRADICIONAL USADA HASTA LOS AÑOS SETENTA. LOS CARLINES (FUENTE ÁLAMO DE MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 17. MARRANERA TRADICIONAL USADA HASTA LOS AÑOS SETENTA. LOS CARLINES (FUENTE ÁLAMO DE MURCIA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

Antes de la implantación de los nuevos sistemas de explotación industrial la crianza del cerdo se realizaba sobre todo en casas de campo (FOTO 17), en donde abundaban las cerdas de vientre y las crías se alimentaban, preferentemente, con productos de la explotación y harina de cebada. Durante los años setenta del siglo pasado se producen importantes transformaciones con la incorporación de nuevas razas y nuevos sistemas de explotación del ganado. Se incrementa la producción de animales, demandados por importantes industrias cárnicas de la Región y de otras provincias, que a su vez abastecen de carne porcina en fresco y de embutidos a gran parte del territorio español. En estos años se produce un espectacular aumento de la demanda de carne por la creciente urbanización e industrialización, y más tarde terciarización de la sociedad española. El cerdo, junto con el pollo, son las únicas especies ganaderas que por su rápido crecimiento pueden satisfacer la fuerte demanda de carne.

Desde mediados de los años sesenta se ha producido un incremento espectacular de la ganadería porcina (FIGURA 1) , ha afectado a la cabaña regional y nacional. Varios factores explican este aumento. En primer lugar su capacidad para adaptarse a la especialización productiva, sin necesidad de mantener su desarrollo dependiendo del medio biológico. El proceso de urbanización que se da en España a partir de la década de los sesenta y el incremento de la renta disponible, desplaza la demanda de productos tradicionales a otros como frutas y productor cárnicos. Esta nueva demanda urbana provoca modificaciones cualitativas en la producción y distribución de la carne. Se da una mayor tipificación y homogeneización de las carnes y los productos elaborados. A su vez se favorece el desarrollo de un pro ceso industrial intermedio.

Este proceso de intensificación en la producción porcina provoca la desaparición del cerdo chato murciano (FOTO 18), obtenido mediante mejoras de las razas autóctonas y sustituido por otras razas blancas mejoradas a través de sucesivos cruces para conseguir ejemplares que se adapten a las exigencias del mercado.

En la actualidad la cabaña porcina regional la integran razas híbridas extranjeras.

El ganado porcino experimenta en las últimas décadas un acusado desarrollo, especialmente en lo que se refiere a la producción y consumo industrial basados en sistemas de explotación intensivos con alimentación de piensos compuestos (Espejo, 1996c). Al fomento de la cría industrializada del porcino también han contribuido las empresas integradoras, cuyo origen en la mayoría de los casos son fábricas de piensos, aunque también industrias cárnicas y ganaderos particulares desarrollan la actividad integradora (Espejo, 1999). Estas empresas comienzan en los años sesenta a practicar la integración vertical como filosofía productiva, y a extender aún más el ganado porcino sobre el espacio murciano.

Las naves de crianza de cerdos for man parte del paisaje agrario murciano en muchos ámbitos territoriales (FOTO 19). Las grandes explotaciones ocupan amplias superficies debido a que cuentan con instalaciones para cada momento del proceso productivo (FOTOS 20, 21, y 22).

No obstante, la distribución del ganado porcino en la Región de Murcia se caracteriza por la alta concentración de la cabaña en un reducido número de municipios que se relacionan con su aportación al total regional: Lorca (28%), Fuente Álamo (18%), Puerto Lumbreras (10%), Murcia (9%), Caravaca de la Cruz (9%) y Cartagena (9%).

En el caso de Lorca esta especie se localiza preferentemente en el área de huerta tradicional y los nuevos regadíos de su entorno. En los últimos años algunas explotaciones de grandes di mensiones se han instalado en las di putaciones de secano, con el fin de aprovechar el menor coste de la tierra, y minimizar los efectos negativos inherentes a la concentración. Dentro de estas explotaciones un grupo funcionan en un régimen semiintensivo, denomi nado en camping (Espejo, 1998), porque los animales están a la intemperie y se albergan en cabañas metálicas. En todos los casos son de gran tamaño, ya que el número de cerdas madres supera las 250 (FOTO 23).

FOTO 19. EXPLOTACIÓN PORCINA. PAISAJE AGRARIO DE FUENTE ÁLAMO DE MURCIA. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO    19. EXPLOTACIÓN PORCINA. PAISAJE AGRARIO DE FUENTE ÁLAMO DE MURCIA. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 20. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVE DE GESTACIÓN. FOTO C. ESPEJO MARÍN. 

FOTO 20. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVE DE   GESTACIÓN. FOTO C. ESPEJO MARÍN.  

FOTO 21. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVE DE PARTOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.
 

FOTO 21. EXPLOTACIÓN PORCINA. NAVE DE PARTOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 23. EXPLOTACIÓN PORCINA EN CAMPING. ZARCILLA DE RAMOS (LORCA). FOTO F. BELMONTE SERRATO.

FOTO    23. EXPLOTACIÓN PORCINA EN CAMPING. ZARCILLA DE RAMOS (LORCA). FOTO F. BELMONTE SERRATO.

FOTO 24. NAVES DE CEBO DE POLLOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 24. NAVES DE CEBO DE POLLOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 25. INTERIOR DE UNA NAVE DE CEBO DE POLLOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO    25. INTERIOR DE UNA NAVE DE CEBO DE POLLOS. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

Las aves

Dentro del conjunto de la actividad ganadera, la avicul tura ha experimentado una transformación que la ha convertido en una gran industria.

Antes la avicultura era de tipo extensivo e incluso mixto, ya que en las zonas rurales, que era donde más abundaba, no sólo se alimentaban del grano o residuo que se les echaba, sino que también buscaba libremente su alimentación en el campo. Hoy se explota el ganado avícola de forma totalmente industrializada, encerradas en jaulas las ponedoras, o en grandes naves los pollos, y se alimentan exclusivamente con piensos compuestos.

En España y por tanto en la Región de Murcia la explotación del pollo es la que utiliza las técnicas agropecuarias más modernas. En este sector se han producido importantes transformaciones tanto cualitativas como cuantitativas. Ha desaparecido la especie autóctona, la gallina murciana, presente hasta los años setenta, y se han introdu cido razas importadas especializadas en la producción de carne. Se trata de animales con unos rendimientos elevadísimos, conseguidos mediante un esmerado manejo, unos rígidos programas higiénicos y una alimentación basada en el uso de piensos equilibrados de máxima calidad (Espejo, 1995b).

La avicultura de carne durante la década de los ochenta ha tenido un desarrollo espectacular, y las granjas se han instalado en todo tipo de explotaciones agrarias, al margen de su dimensión territorial. Su papel ha sido y es muy impor tante como aportación de renta en las explotaciones agrarias. Las gran jas prototipo existentes en Murcia suelen tener una capacidad que oscila entre los 10.000 y 20.000 pollos (FOTOS 24 y 25), y unas 2.000 ponedoras. Estas granjas son construidas en su mayoría con ahorros propios. En baterías de menos de cinco pisos para las ponedoras o en grandes naves para los pollos. Los municipios con mayor presencia de ganado avícola y su aportación al total regional son: Totana (20%), Caravaca de la Cruz (13 %), Fuente Álamo (10 %), Murcia (9 %) y Lorca (9 %).

FOTO 27. COLMENAS APROVECHANDO LA FLORACIÓN DEL ROMERO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO    27. COLMENAS APROVECHANDO LA FLORACIÓN DEL ROMERO. FOTO C. ESPEJO MARÍN.

La cunicultura

La continua presencia del conejo en las explotaciones agrarias está en función de la personalidad del espacio rural en Murcia. La estructura del terrazgo con abundante minifundismo ha favorecido la cría de conejos, tradicionalmente alimentados con hierbas y desechos de la mesa, así como restos de cosechas. La cría de conejos siempre se ha asociado con épocas de crisis. En situaciones difíciles en el medio rural, la cría de este animal era un socorrido complemento nutritivo que aprovechaba espacios agrarios infrautilizados.

En la actualidad la producción cunícola ha alcanzado un elevado grado de intensificación. En su alimentación, al igual que en el resto de las especies ganaderas, se han impuesto los piensos compuestos en la totalidad de su producción.

En la Región de Murcia la producción cunícola es una de las últimas que se ha intensificado, tras los elevados niveles de eficiencia conseguidos en la avicultura, producción porcina, cebo de terneros y corderos. Hasta los años sesenta la cunicultura en su conjunto tenía un carácter rural, destinada al autoconsumo y a la venta de los excedentes en los clásicos mercados de los núcleos de población más importantes. A finales de los sesenta el sector evoluciona hacia modelos más intensivos, con animales de razas selectas alimentados con piensos equilibrados y totalmente adaptados a las fuertes necesidades del conejo, junto con la utilización de quipo, material e instalaciones específicas.

El verdadero peso de la cabaña cunícola regional se sitúa en las grandes explotaciones, con más de 200 cabezas. Son las que han alcanzado tal grado de mejora sanitaria, genética y de nutrición que constituyen el auténtico presente y futuro del sector cunícola en la Región (Espejo, 1995a).

El ganado cunícola se cría preferentemente en un reducido número de municipios, entre los que sobresale Lorca, que concentra una cuarta parte del total regional, en gran medida por las grandes explotaciones localizadas en la diputación de Zarzadilla de Totana (FOTO 26).

La apicultura

La apicultura ha constituido una actividad de gran importancia en la economía agraria murciana desde tiempos muy lejanos. La abundancia de frutales de hueso, cítricos, almen dros y otras variedades agrícolas, junto con la amplia extensión de montes con matorral (FOTO 27), y unido al buen clima que se da en estas tierras, hacen de la Región de Murcia un lugar idóneo para la apicultura.

Cuatro son las variedades de miel más conocidas y comercializadas, debido a su gran demanda: de azahar, de romero, de espliego, y de mil flores. La obtención de polen y jalea real para su envasado cada vez ad quiere más importancia.

La miel de Murcia, dada su excelente calidad, necesita una Denominación de Origen que la proteja y le de el impulso que merece, frente a la competencia de mieles procedentes de otros países (Espejo, 1996b).

FOTO 26. EXPLOTACIONES CUNÍCOLAS EN ZARZADILLA DE TOTANA (LORCA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

FOTO 26. EXPLOTACIONES CUNÍCOLAS EN ZARZADILLA DE TOTANA (LORCA). FOTO C. ESPEJO MARÍN.

Navegación

1 2 3