Estás en : El medio humano > La industria y la energía                        Mostrar menu
La industria y la energía

Capítulo III. El medio humano

El actual tejido industrial murciano es resultado de la concurrencia de diversos factores. Por un lado, la evolución seguida por la industria endógena, localizada esencialmente a lo largo de la Vega del Segura, con predominio de industrias vinculadas al aprovisiona miento de materias primas vegetales, de capital e iniciativa autóctona, las conserveras y una serie de empresas inducidas por la presencia de las anteriores orientadas a la producción de bienes de consumo finales o productos ligeros, y por otro, la industria exógena, situada en Cartagena y sus inmediaciones, industrias de localización geográfica libre, cuyo origen se debe a capitales e iniciativa foráneos, y están orientadas esencialmente hacia la elaboración de productos de base o pesados. Se trata de empresas de grandes dimensiones, vinculadas al sector petro químico, naval y eléctrico, cuyo desarrollo no está basado tanto en la potencialidad de sus recursos como en la importancia de intereses político-económicos para la localización de las grandes empresas.

La industria y la energía

Página 1 de 6

1 2 3 4 5 6

TABLA 1: INDICADORES ECONÓMICOS REGIÓN DE MURCIA 2005. FTE: INE, INEBASE, CONTABILIDAD REGIONAL DE ESPAÑA. BASE 2000; EPA 2005.

 

TOTAL

AGRICULTURA

INDUSTRIA

CONSTRUCCIÓN

INDUSTRIA+ CONSTRUCCIÓN

SERVICIOS

ACTIVOS (MILES)

 

%

%

%

%

%

ESPAÑA

20885.725

5.3

16.5

12.0

28.5

62.3

MURCIA

619.275

11.2

16.4

15.7

32.1

53.6

OCUPADOS (MILES)

 

 

 

 

 

 

ESPAÑA

18973.075

5.3

17.3

12.4

29.7

65.0

MURCIA

569.7

11.2

17.1

16.3

33.4

55.4

PIB P.M. (PRECIOS CORRIENTES)

 

 

 

 

0.0

 

ESPAÑA

904,323,000

3.0

16.0

10.4

26.4

60.2

MURCIA

22,812,084

6.0

15.5

11.0

26.5

63.8

VAB P.B. 2004

 

 

 

 

 

 

ESPAÑA

532,471,000

4.0

22.7

8.9

31.6

68.0

MURCIA

17,711,623

6.4

18.0

11.5

29.5

67.8

EMPLEO 2003

 

 

 

 

 

 

ESPAÑA

18,664.0

6.0

16.7

12.5

29.2

64.8

MURCIA

463.8

11.1

18.1

11.0

29.2

59.7

L a industria endógena se desarrolla durante la primera mitad del siglo XX gracias al impulso que para la industria conservera supuso la Primera Guerra Mundial, que favoreció también la expansión de los curtidos. En 1942 se constituye la Empresa Nacional Bazán de Construcciones Navales Militares y en 1949 se crea la Refinería de Escombreras, hoy Repsol. Los años cincuenta marcan el despegue de la industria del mueble en el Altiplano de Jumilla y Yecla; se desarrolla una de las etapas más prósperas de la industria conservera y se crean algunas de las principales empresas metalúrgicas de la Región. Desde mediados de los años setenta se dejan sentir los efectos de la crisis del petróleo sumiendo a la industria en una grave crisis hasta el año 1985. Durante el periodo de recuperación económica la industria regional crece por encima de la media nacional, probablemente compensada por los excelentes resultados del sector de la construcción, convertido en el motor del crecimiento murciano de los últimos años. Durante el bienio 1994-1995 se produce una tendencia ascendente que se interrumpe en 1996. En los primeros años dos mil se observa una notable recuperación de la actividad industrial, en el año 2004 es el sector más expansivo de la economía regional, lo que no sucedía desde mediados de la década de los noventa. Reactivación de la que han sido participes tanto la rama energética como la estrictamente industrial (TABLA 1).

Dentro del conjunto de la economía regional la industria representa el 29,5% del VAB total, la cifra más elevada desde 1995 aunque algo por debajo de la del país, 31,6%. En los mismos niveles se sitúa en el año 2005 por su participación en el PIB con el 26,5% frente al 26,4% español. La cifra de empleo industrial es similar a la del país, 29,2%. Y el porcentaje de la población activa y ocupada industrial de la Comunidad es de 31,1% y 33,4%, respectivamente, superior en ambos casos a los españoles 28,5% y 29,7%. (FIGURAS 1 Y 2).

La actual etapa expansiva de la economía murciana ha resultado positiva para el sector industrial de manera que el VAB industrial alcanza en el año 2004 el nivel mas elevado desde 1995, con un crecimiento de 3,4% sobre el año inmediatamente anterior, dato por encima de la media del país (2,1%). El PIB industrial presenta una trayectoria similar con un crecimiento interanual 2004-2005 del 11,7% frente al 8,6% del país. El balance es más que positivo y se debe a múltiples causas, entre las que se puede destacar la evolución favorable que vienen experimentando diferentes sectores productivos, con crecimientos medios superiores al conjunto de España y que ha posibilitado que el PIB regional haya crecido por encima de la media nacional. La productividad, la competitividad y las mayores inversiones en I+D+i están siendo los factores fundamentales para este despegue y desarrollo. Un equilibrio entre el apoyo a la competitividad de los sectores productivos tradicionales y la apuesta por introducir actividades económicas en sectores de futuro. (Consejería de Economía Industria e Innovación, 2005).

Los sectores productivos

Industrias extractivas

FIGURA Nº 1. EVOLUCIÓN DE LA PARTICIPACIÓN REGIONAL EN EL PIB NACIONAL POR GRANDES SECTORES INDUSTRIALES. FTE: INE, INEBASE, CONTABILIDAD REGIONAL DE ESPAÑA.

FIGURA Nº 1. EVOLUCIÓN DE LA PARTICIPACIÓN REGIONAL EN EL PIB NACIONAL POR GRANDES SECTORES INDUSTRIALES. FTE: INE, INEBASE, CONTABILIDAD REGIONAL DE ESPAÑA.

En el año 2004 las industrias extractivas ocupan al 1,6% de la población activa y generan el 2,9% del VAB. Murcia ha tenido una gran importancia minera desde la época romana basada en la plata y el plomo de las Sierras de Cartagena y Mazarrón, sin embargo, hay que esperar a mediados del siglo XIX para que alcance su máximo esplendor, gracias a la minería metálica de plomo-zinc-pirita, que ha sido el componente más importante del sector en la Región. Después de la Primera Guerra Mundial la minería de Carta gena entra en crisis, de la que se recupera algo en los años sesenta y setenta con la puesta en marcha de los lavaderos de flotación diferencial y se consolida luego con el desarrollo de las grandes explotaciones mecanizadas a cielo abierto. En la última década del siglo XX, se cierran las explotaciones por falta de competitividad con los minerales traídos de fuera de la Región, de mayor riqueza y menores costes de explotación (FIGURA 3, FOTO 1).

La extracción de minerales no metálicos, por el contrario, está en constante crecimiento desde hace ya varios años, destacando los sectores de áridos y rocas ornamentales (TABLA 2). La gran cantidad existente de yacimientos de calizas marmóreas ha hecho que esta región sea, en la actualidad, una de las primeras productoras de pseudo-mármoles comerciales en el ámbito nacional. En cuanto al sector de áridos, el principal consumidor es el sector de la construcción. La demanda ha aumentado con respecto a años anteriores y se prevé que su consumo siga en alza en los próximos años. Actualmente, en la Región se ubican un total de 273 explotaciones a cielo abierto, 154 activas, con una sola explotación subterránea de caliza marmórea situada en el municipio de Mula, careciendo de explotaciones de minerales energéticos. De todas las explotaciones existentes en el año 2005, 145 corresponden al aprovechamiento de rocas ornamentales (distintas variedades de caliza marmórea, caliza en lajas y arenisca ornamental) y 85 explotaciones a los áridos (arenas, gravas, con glomerados y caliza para triturar, incluyendo la caliza para la fabricación de cemento y la utilizada en otro tipo de industrias). La producción minera del año 2005 fue de unos 32,11 millones de toneladas, de las cuales el 91,7% corresponde al sector de áridos, y el número de trabajadores 1.237.

Las 273 explotaciones minero-extractivas ubicadas en la región se reparten entre 28 de los 45 municipios de la Comunidad Autónoma. El sub-sector de mayor extensión geográfica es el de los áridos, que se explotan en 24 municipios, seguido del de rocas ornamentales que se explotan en 15, encontrándose el resto de sustancias más localizadas geográficamente, en razón de la dificultad que supone encontrar recursos minerales explota bles en la cantidad y calidad necesarias. Las rocas ornamentales se encuentran en realidad en áreas bastante más localizadas de lo que en principio cabe suponer, situándose principal mente en la comarca del Noroeste, Lorca, Fortuna, Abanilla y El Altiplano (FIGURA 4).

Las 273 explotaciones minero-extractivas ubicadas en la región se reparten entre 28 de los 45 municipios de la Comunidad Autónoma.

FIGURA Nº 2: EVOLUCIÓN DEL VALOR AÑADIDO BRUTO A PRECIOS BÁSICOS POR RAMAS DE ACTIVIDAD (PRECIOS CONSTANTES) EN LA REGIÓN DE MURCIA. MILES DE EUROS. FTE: INE, INEBASE, CONTABILIDAD REGIONAL DE ESPAÑA. BASE 1995.

FIGURA Nº 2: EVOLUCIÓN DEL VALOR AÑADIDO BRUTO A PRECIOS BÁSICOS POR RAMAS DE ACTIVIDAD (PRECIOS CONSTANTES) EN LA REGIÓN DE MURCIA. MILES DE EUROS. FTE: INE, INEBASE, CONTABILIDAD REGIONAL DE ESPAÑA. BASE 1995.

Navegación

1 2 3 4 5 6