Estás en : El medio humano > El turismo                        Mostrar menu
Picture VALLE DE RICOTE . AUTOR: JOSÉ L. MONTERO

VALLE DE RICOTE . AUTOR: JOSÉ L. MONTERO

El turismo

Página 1 de 6

1 2 3 4 5 6

La importancia y significado de la actividad turística se pone de manifiesto a través de los impactos de su principal característica: la transversalidad. Contribuye de forma decisiva a la creación de empleo, a la gene ración de pequeñas y medianas empresas, modifica los modelos de desarrollo tradicionales, es un buen instrumento para dinamizar a las regiones más des favorecidas, facilita las relaciones culturales entre diferentes pueblos y se ha convertido en factor funda mental para el sostenimiento de la balanza de pagos.

Picture

El cúmulo de oportunidades que ofrece la actividad turística lleva, con más frecuencia que la deseada, a yuxtaponer las palabras TURISMO y DESARROLLO, lo que ha despertado múltiples expectativas y un desmedido afán por satisfacer a una demanda cada vez más exigente en emergentes productos turísticos en los más exóticos lugares. Expectativas y afanes que pueden convertirse en el gran riesgo que hoy acecha a la actividad turística. Un producto turístico de calidad y buena rentabilidad cuando se desarrolla rápidamente satura el mercado y llega a no atraer más a su original clientela. Cuando la demanda se sitúa por debajo de la oferta o cuando la oferta deja de interesar tal y como es presentada no tarda en aparecer la crisis irreversible.

En estas circunstancias, el gran reto que tienen ante sí los responsa bles, a todos los niveles, del turismo en la Región de Murcia consiste en prestar toda la atención a dos hechos incuestionables y de gran trascenden cia para el futuro de una industria que participa, aproximadamente, con el 7% en el PIB regional y crea en torno al 7% del empleo directo, con más del 6% del indirecto. En primer lugar, debe saber percibir que el turista de las primeras décadas del siglo XXI dista mucho de las necesidades, motivaciones y exigencias de aquellos que en los primeros años setenta de la pasada centuria acudían a nuestro litoral atraídos únicamente por las excelencias intrínsecas de un “mito” turístico con fuertes componentes románticas, que no tardando iba a dar lugar al “boom” de un turismo que hoy denominamos como de segunda residencia y que ocupa todo el litoral en busca del sol.

En segundo lugar, no se puede perder de vista que la buena marcha y la perennidad de un modelo turístico depende de la puesta en práctica de un principio básico: el medio ambiente y su protección son asuntos de la máxima importancia y siempre han estado relacionados con la sostenibilidad, calidad y competitividad del turismo. Para que un destino turístico alcance el éxito es esencial saber combinar la satisfacción de la demanda de los turistas con la protección del medio ambiente.

FIGURA Nº 1.- DESTINO TURÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. FUENTE: PLAN DIRECTOR DE TURISMO DE LA REGIÓN DE MURCIA (2006-2012). CONSEJERÍA DE TURISMO. COMERCIO Y CONSUMO.

DESTINOS

DE COSTA

 

San Pedro del Pinatar

Mar Menor

Los Alázares

 

San Javier

La Manga

San Javier

 

Cartagena

Cartagena Litoral y La Unión

Cartagena

 

La Unión

Bahía de Mazarrón

Mazarrón

Litoral de Lorca

Lorca

Águilas

Águilas

DESTINOS

DE CIUDAD

Ciudad de Murcia

 

Ciudad de Lorca

 

Ciudad de Cartagena

 

Ciudad de Caravaca

 

DESTINOS DE

INTERIOR

 

Jumilla

Nordeste

Yecla

 

Bullas

Noroeste

Caravaca de la Cruz

 

Calasparra

 

Moratalla

 

Cehegín

 

Abarán

 

Archena

 

Cieza

Valle de Ricote y Cieza

Ricote

 

Blanca

 

Villanueva del Segura

 

Ojós

 

Ulea

Sierra Espuña

Mula

 

Pliego

 

Totana

 

Aledo

 

Alhama de Murcia

 

Águilas

 

Cartagena

Otros Destinos

Fuente Álamo

 

Lorca

 

Molina de Segura Murcia

 

Puerto Lumbreras

 

San Javier

 

Torre Pacheco

Intentaremos apuntar qué pasa en la Región de Murcia, que tiene ya una cierta experiencia en el terreno del turismo de sol y playa, del que nace el gran “mito” turístico regional, pero que recientemente ha diversificado su oferta de destinos con una variedad de recursos, rutas y productos que la convierten en un atractivo complejo inversor y de ocio.

Origen y fundamentos del “mito” turístico regional

El “mito” turístico de la Región de Murcia tiene mucho que ver con el romanticismo de la balneoterapia del finales del siglo XIX, que buscaba los ungüentos de las aguas cálidas y saladas del Mar Menor. Con independencia de las citas históricas en las que se alude a la laguna del Mar Menor, no es hasta bien avanzado el siglo XIX que puede hablarse del “mito” del Mar Menor, en el ámbito de la importante corriente que pone de moda las propiedades de determinadas aguas para la salud. Moda impulsada por cierta aristocracia y la oligarquía de terratenientes regionales.

El mejor documento que conocemos acerca de la apología literaria de este “mito” corresponde al periodista murciano José Martínez Tornel, con su artículo “Correspondencia de Verano”, publicado en el Diario de Murcia el verano de 1888, cuando veranea en el palacete del gran oligarca-terrateniente propietario de la práctica totalidad de las tierras que circundan al mar en Santiago de la Ribera. Familia que más tarde urbanizó y parceló el terreno con proyectos para explotar “la calidad del aroma del mar rica en sales y yodos” mediante hoteles. Entre los párrafos del citado artículo para vender el “mito” turístico del Mar Menor entresacamos los siguientes: “Heme aquí instalado para pasar una temporada tomando los baños, y crea usted que no echo de menos (salvo la buena compañía de algunos amigos) los agradables ratos que he disfrutado en las playas de Aguilas, Mazarrón y Torrevieja. Ninguno de los puntos que acabo de citar son superiores en condiciones de recreo a esta orilla del Mar Menor. Junto al hermoso lago que se extiende por todo lo que la vista alcanza a levante y mediodía”... “No se como no se ha explotado antes de ahora este hermoso punto de baños. Conociendo hoy su ventaja y su futura importancia, algunos propietarios han comenzado la construcción de casas más cómodas, más grandes y más adecuadas... para albergues de bañistas; y dentro de pocos años se habrá formado un cómodo pueblecito... Hasta ahora la animación es bastante regular. Además de muchas familias de San Javier, que acuden dos veces al día a tomar baños, vienen bastantes de Murcia, que residen en el pueblo, en la Calavera o en las cercanas casas de campo... Además de sus bailes y cantos, es digno que me refiera al baño general del día de Santiago a las doce. Una larga fila de bañistas se hallaba en pie a la línea de agua, y cuando el vigía puesto por ellos avisó la hora marcada en el reloj del establecimiento balneario, todos, como movidos por un resorte, se lan zaron al lago, pues según ellos, el agua de ese día y esa hora tiene una virtud especial que le da el Santo Patrón de las Españas. Pero lo más chocante de estas costumbres son los enterramientos. A la vez que unos se lanzan al agua, otros hacen una especie de se pultura a flor de tierra, y allí tienden el que tiene padecimientos crónicos, cubriéndolo con una espesa capa de arena, dejándole libre la cabeza únicamente”. Estas costumbres de cubrirse de lodos y fangos sustenta el mito turístico actual. Un mito que se reelabora a principios de los años sesenta de la pasada centuria y que se ratifica más adelante con la venta del sol y la playa, en base a la posición estratégica de nuestro litoral.

Entendemos por “mito” turístico un lenguaje, una palabra, un sistema de comunicaciones, un mensaje y lo con cebimos como un conjunto de repre sentaciones mentales nacidas de textos, de fotografías, de palabras fugaces, de un conglomerado de mensajes componiendo todo un sistema de comunicaciones, conviene insistir en que hoy el “mito” del turismo murciano se sustenta en los cinco puntos básicos:

1.º Situación geográfica del litoral con excepcionales condiciones meteorológicas, enclavado entre destinos muy desarrollados turísticamente que configuran una de sus mejores oportunidades.

2.º Fuerte inversión en infraestructuras internas y externas que minimizan las debilidades y amenazas tradicionales.

3.º Patrimonio material e inmaterial de gran interés que constituye una segunda naturaleza de particular atractivo.

4.º Emergencia de nuevos productos turísticos con fuertes impactos que convierten a la Región en un crisol de “mitos”.

5.º Disponibilidad de espacios y vo luntad política y empresarial para la creación de una oferta competitiva.

Situación geográfica del litoral con excepcionales condiciones meteorológicas.

Fuerte inversión en infraestructuras internas y externas.

Patrimonio material e inmaterial de gran interés.

Emergencia de nuevos productos turísticos.

Disponibilidad de espacios y voluntad política y empresarial para la creación de una oferta competitiva.

AGUILAS. AUTOR: CARLOS MOISÉS GARCÍA.

AGUILAS. AUTOR: CARLOS MOISÉS GARCÍA.

CAMPO DE GOLF “LA MANGA CLUB” CARTAGENA. AUTOR: JUAN CRESPO.

CAMPO DE GOLF “LA MANGA CLUB” CARTAGENA. AUTOR: JUAN CRESPO.

SANTIAGO DE LA RIBERA, PASEO MARÍTIMO. AUTOR: CARLOS MOISÉS GARCÍA.

SANTIAGO    DE LA RIBERA, PASEO MARÍTIMO. AUTOR: CARLOS MOISÉS GARCÍA.

Navegación

1 2 3 4 5 6