Estás en : La organización del territorio: Las comarcas > Bajo Guadalentín - Mazarrón                        Mostrar menu
Bajo Guadalentín-Mazarrón

Capítulo IV. La organización del territorio: Las comarcas

La comarca del Bajo Guadalentín-Mazarrón se localiza en el centro de la porción meridional de la Región de Murcia que atraviesan la autovía del Mediterráneo (A-7) y la carretera nacional 340. Abarca una extensión de 1024,7 km 2 (9,1% del territorio regional) y está integrada por 5 municipios: Aledo, Alhama, Librilla, Mazarrón y Totana (MAPA 1)

Bajo Guadalentín-Mazarrón

Página 7 de 8

1 2 3 4 5 6 7 8
FIG. 21. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LA TIERRA POR MUNICIPIOS. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fuente: CARM. Centro Regional de Estadística. Ayuntamientos de la Región de Murcia

FIG. 21. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LA TIERRA POR MUNICIPIOS. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fuente: CARM. Centro Regional de Estadística. Ayuntamientos de la Región de Murcia

FIG. 22. DISTRIBUCIÓN DE LAS TIERRAS DE CULTIVO, SECANO Y REGADÍO. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura yAgua. Dirección General de Industrias yAsociacionismo Agrario.

FIG. 22. DISTRIBUCIÓN DE LAS TIERRAS DE CULTIVO, SECANO Y REGADÍO. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura yAgua. Dirección General de Industrias yAsociacionismo Agrario.

FIG. 23. SUPERFICIE SEGÚN CULTIVOS. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias y Asociacionismo Agrario.

FIG. 23. SUPERFICIE SEGÚN CULTIVOS. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias y Asociacionismo Agrario.

Agricultura

Tradicionalmente, la mayor parte del suelo agrícola era secano, mejorado con riego de pozos, o secano extensivo y, en menor proporción, regadío tradicional en los huertos de Totana, Alhama y Aledo, cerca de fuentes y manantiales procedentes de sierra Espuña. Del total de superficie agraria comarcal, el 57% se dedica a cultivos (9,7% regional) y el 23% a usos fores tales (8,4% regional)(FIGURA 20). Excepto Aledo, todos los municipios destinan más del 50% de su superficie a cultivos, mientras que el aprovechamiento forestal es importante en los municipios que incluyen a sierra Espuña en sus términos (FIGURA 21).

En 2003, las tierras de secano sólo superan en un 5% a las de regadío, por lo que las superficies de ambas se aproximan, representando un 7,7% y un 13,9% de las equivalentes en la Región. A su vez, de las 26.941 has de regadío (45% de la comarca), el 61% utiliza riego localizado, proporción muy baja respecto al total regional (15,3 0 /o) pero importante, ya que pocas décadas atrás predominaban los secanos. Dentro del ámbito comarcal, Totana y Mazarrón poseen mayor superficie dedicada a secano, 51 y 26%, respectivamente. En regadío, Alhama de Murcia y Totana en conjunto suman un 68% (FIGURA 22).

A nivel comarcal, el abanico de cultivos es amplio (FIGURA 23). Destacan las hortalizas, con un 28,4%, a las que Mazarrón contribuye con 4.022 has, dedicadas a tomate y productos extratempranos bajo invernaderos, y Totana con 2.167 has dedicadas a pimiento, alcachofa y forrajeras. Los cítricos siguen aumentando en los términos de Alhama y Librilla por las condiciones edáficas y climáticas de los piedemontes. Los frutales no cítricos y la vid en parrales son otros cultivos emblemáticos en Alhama y Totana. A su vez, los cereales también están presentes en los rellanos soleados y con mayor pluviometría de estos municipios.

En la comarca se pueden diferenciar cuatro tipos de regadío:

Regadíos mixtos del Bajo Guadalentín. Surgieron en los años 40 a partir de la captación de aguas subte rráneas (valle del Guadalentín, Espuña- Mula y Santa-Yéchar), manantiales y aguas residuales, con redotaciones desde los años 80 del trasvase Tajo-Segura. El riego se realiza en un 10% por goteo y el resto por gravedad. Los cultivos son leñosos y rentables, las explotaciones pequeñas, familiares, de las que sólo un 26% ocupa trabajadores a tiempo parcial.

Regadíos del Bajo Guadalentín. Se crearon una década después, aprovechando también captaciones de aguas subterráneas. El tamaño de las explo taciones es pequeño, de tipo familiar y en un 37% con trabajadores a tiempo parcial. Predominan los cultivos leñosos, el riego es por goteo en un 40% y el resto por gravedad.

Nuevos regadíos del valle del Guadalentín. Son modernos y utilizan aguas del trasvase Tajo-Segura. Tienen sus límites en la margen izquierda del Guadalentín y en las cotas de 180 m (Librilla). En ellos dominan los cultivos leñosos, en explotaciones pequeñas y de tipo familiar que sólo en un 31% emplean, temporalmente, mano de obra ajena. El riego es por goteo en el 10% de las explotaciones, y el resto por gravedad a través de una red de tuberías y acequias.

Regadío de Mazarrón (FOTO 19). Es el más reciente, aprovecha los acuíferos costeros, aguas residuales y de la destiladora "Virgen del Milagro" que, con capacidad de 10 hm 3 /año, permite regar 3.000 has. Predominan los cultivos herbáceos bajo plásticos (tomate, melón, etc.). En un 43%, las explota ciones son familiares; el 33% cuenta con mano de obra asalariada y el resto corresponde a empresas agrarias, en general agrupadas en comunidades de regantes.

En el conjunto comarcal, el régimen de tenencia de la superficie agraria utilizada es un 79% en propiedad y un 18% en arrendamiento (FIGURA 24); el tamaño predominante de las explo taciones no supera las 5 has (FIGURA 25), y se riega el 39% de la superficie de cultivos herbáceos, el 32% de cítricos y el 17% de vid.

FIG. 24. REGIMEN DE TENENCIA DE LA SUPERFICIE AGRÍCOLA UTILIZADA. COMARCA DEL BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias y Asociacionismo Agrario.

FIG. 24. REGIMEN DE TENENCIA DE LA SUPERFICIE AGRÍCOLA UTILIZADA. COMARCA DEL BAJO GUADALENTÍN (2003). Fte: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias y Asociacionismo Agrario.

 

FIG. 20. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LA TIERRA. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Ere: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias yAsociacionismo Agrario.

FIG. 20. DISTRIBUCIÓN GENERAL DE LA TIERRA. COMARCA BAJO GUADALENTÍN (2003). Ere: Consejería de Agricultura y Agua. Dirección General de Industrias yAsociacionismo Agrario.

FOTO 19. CULTIVOS DE HERBÁCEOS BAJO INVERNADERO, MAZARRÓN. FOTO: M.° C. GRANELL PÉREZ.

FIG. 25. TAMAÑO DE LAS EXPLOTACIONES SEGÚN SUPERFICIE TOTAL. COMARCA DEL BAJO GUADALENTÍN (2003).

Fte: Consejería de Agricultura yAgua. Dirección General de Industrias yAsociacionismo Agrario.

FOTO 20. OVEJAS Y CABRAS EN LA CAÑADA DEL GALLEGO, MAZARRÓN. FOTO: A. PÉREZ MORALES.

Ganadería

Dada su tradición, la actividad ganadera es significativamente más importante en la comarca que a nivel regional, donde representa el 10,5% y, como en éste, su evolución ha sido notable y rápida. El despegue de la ganadería en la comarca se debe, directamente, a los cambios en el proceso productivo por introducción de nuevas razas y aumento de granjas; indirectamente, a la implantación de nuevos regadíos cuyos cultivos herbáceos dejan abun dantes rastrojos (Gil Meseguer et al., 2001). El primer lugar lo ocupa el ganado porcino (40.524 unidades ga naderas) (FIGURA 26) que abastece al mercado e industria chacinera local. Le siguen las aves en granjas, con un crecimiento tan rápido que ha triplicado su producción en los últimos años. El ganado ovino y caprino que siempre fue el tradicional, se mantiene y recupera lentamente tras años de retroceso. Ovejas y cabras van en rebaños conjuntos (FOTO20), se desplazan por las vías pecuarias tradicionales y se estiman en 4.872 y 791 unidades ganaderas, respectivamente. Completan la actividad 2.649 unidades ganaderas de bovino, en su mayoría para el sacrificio antes de los 12 meses, 50 unidades de equino, sobre todo para uso recreativo, y 27 unidades de conejas madre.

El despegue de la ganadería en le comarca se debe, directamente, a los cambios en el proceso productivo por introducción de nuevas razas y aumento de granjas.

Pesca

La pesca es una actividad tradicional en Mazarrón. Muestra en los últimos años una tendencia regresiva de bido a: envejecimiento general de la flota y alto porcentaje de embarcaciones de pequeño tonelaje, precios del gasóleo y falta de subvenciones, escasez de especies, con taminación del mar y auge de embarcaciones de recreo. Desde 1998 hasta 2005, la flota ha pasado de 63 a 58 embarcaciones, que suponen el 19,5% del total regional. El número de trabajadores por cofradía pesquera (29,2% del total regional), en su mayoría inmigrantes, también ha descendido desde 278 en 1998, a 165 en 2005.

Las cofradías utilizan varias artes de pesca: arrastre (parejas y boliche roa), cerco (traiña y mamparra), artes menores (de anzuelo) y pa langre (bonitonera, golindronera, trasmayo o moruna) (Montaner Salas, 1991). Las dos primeras realizan paradas de dos meses para regenerar los "caladeros" y, entre todas, las de arrastre y palangre son las más importantes.

El abanico de especies capturadas es muy amplio y los tonelajes obtenidos desde 2000 hasta 2005 fluctúan. En 2000, el total de capturas alcanzó 1.349 tm y un valor de 2.053 €, bajando ligera mente en 2002-2003 para re montar en 2005, con 1.416 tm y 2.637665,6 €, que supo nen el 45,5% del tonelaje regional pero sólo el 2,6% en valor. En las capturas de peces destacan, en este orden, jurel, bacoreta, alacha, melva, caballa, bonito. En rendimiento económico: urel, bacoreta, merluza pes cadilla, melva, bonito, boquerón y doblada. En crustáceos son famosas las gambas rojas y las quisquillas, con altos rendimientos por su precio en los mercados. Entre los moluscos, el pulpo y el calamar sobresalen en capturas y precio.

Mazarrón cuenta con un centro oceanográfico en el que se investigan cultivos de lubina y dorada. Junto con Águilas, comparte dos piscifactorías de atún y de dorada y lubina en ciclo cerrado.

FIG. 26. UNIDADES GANADERAS SEGÚN ESPECIES. COMARCA BAJO GUADALENTÍN. Fte: Censo Agrario.

 

 

Navegación

1 2 3 4 5 6 7 8