Estás en : El medio humano > La ocupación del suelo                        Mostrar menu
La ocupación del suelo

Capítulo III. El medio humano

La creciente necesidad de describir fielmente el territorio ha dado lugar al desarrollo de la moderna cartografía topográfica y, con base en ésta, a innumerables productos derivados o complementarios que aportan la información necesaria sobre los aspectos más variados que acaparan nuestro interés. El lector encontrará en esta publicación numerosos ejemplos de ello.

La ocupación del suelo

Página 1 de 10

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
FIGURA 0. PROCESO DE INTERPRETACIÓN DE UNA IMAGEN, DEFINICIÓN DE RECINTOS Y ETIQUETADO.

FIGURA 0. PROCESO DE INTERPRETACIÓN DE UNA IMAGEN, DEFINICIÓN DE RECINTOS Y ETIQUETADO.

En esta base de datos se ha diagnosticado el estado de los años 1990 y 2000, diferenciando hasta 85 clases distintas partiendo de sólo cinco valores básicos: Superficies artificiales, zonas agrícolas, zonas forestales, zonas húmedas y superficies de agua. (FIGURA 0 y 1)

Sin embargo, en la medida en que el propio territorio es un recurso escaso del que disponemos y que es necesario gestionar, cabe pregun tarse: ¿En qué estado se encuentra? O dicho de otra forma ¿Cómo lo ocupamos? Esta interrogante, asociada al interés por los problemas ambientales y de sostenibilidad, ha generado diversas iniciativas públicas para obtener productos fiables y fácilmente actualizables que permitan diagnosticar la ocupación del suelo. Los estudios sobre ocupación del suelo están basados en la caracterización sistemática de la cobertura de la superficie terrestre, a partir de los patrones de información que proporcionan imágenes aéreas o de satélite. Especialmente decisiva ha sido la Teledetección Espacial, gracias a la cual se dispone de un importante suministro de sofisticadas imágenes y del desarrollo de poten tes técnicas para su interpretación. El término, derivado del inglés “Land Cover” , se refiere a la representación de aquello que puede “identificarse” o “detectarse” (manual o automáticamente) en la superficie terrestre a partir de una fuente de datos ho mogénea, generalmente una imagen de satélite o una fotografía, y para un nivel de detalle dado. Aunque a veces se confunde, es distinto a “Land Use” (uso del suelo), que incorpora componentes funcionales, no estrictamente físicos y, por tanto, indetectables por un sensor e inapreciables por un intérprete.

Así, por ejemplo, en los productos de ocupación del suelo no encontraremos zonas regables sino zonas regadas, no aparecerán terrenos urbanizables, sino edificios, si los hay, ni parques naturales, sino áreas con vegetación natural o cultivos. Por otro lado, ante una determinada zona urbana, se distinguirá una es tructura compacta o de baja densidad, pero no encontraremos referencia alguna a si se trata de un área residencial o un barrio de negocios de la ciudad.

Los mapas de ocupación del suelo clasifican éste en grupos o cate gorías de complejidad creciente, de forma que permiten evaluar el territorio con diferente grado de sofisticación. En este trabajo, la caracterización del territorio regional se ha hecho a partir de la base de datos CORINE Land Cover, basada en una metodología de la Agencia Europea de Medio Ambiente, elaborada en la Región de Murcia por la Dirección General del Medio Natural y validada por el Instituto Geográfico Nacional.

A partir de estos mapas, o más bien bases de datos, pues se trata de productos concebidos para su exploración automatizada, obtenemos un reflejo fidedigno de la realidad física observable sobre la superficie terrestre. Pero más allá de ésto, su explotación permite gran cantidad de aplica ciones en el ámbito de la geografía, la economía, la gestión del paisaje, etc. Son por tanto una herramienta valiosa cuya aplicación a nuestro territorio ofrece interesantes observaciones.

Lo que sigue son algunos de los aspectos más relevantes que hemos extraído del mencionado trabajo.

FIGURA 1: IDENTIFICACIÓN DE LAS DIFERENTES COBERTURAS DE OCUPACIÓN DEL SUELO A PARTIR DE UNA IMAGEN DE SATÉLITE. EN EL EJEMPLO, CLASIFICACIÓN DEL ÁREA PERIURBANA DE CARTAGENA A PARTIR DE UNA IMAGEN LANDSAT.
FIGURA 1: IDENTIFICACIÓN DE LAS DIFERENTES COBERTURAS DE OCUPACIÓN DEL SUELO A PARTIR DE UNA IMAGEN DE SATÉLITE. EN EL EJEMPLO, CLASIFICACIÓN DEL ÁREA PERIURBANA DE CARTAGENA A PARTIR DE UNA IMAGEN LANDSAT.

FIGURA 1: IDENTIFICACIÓN DE LAS DIFERENTES COBERTURAS DE OCUPACIÓN DEL SUELO A PARTIR DE UNA IMAGEN DE SATÉLITE. EN EL EJEMPLO, CLASIFICACIÓN DEL ÁREA PERIURBANA DE CARTAGENA A PARTIR DE UNA IMAGEN LANDSAT.

 

 

 

Navegación

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10