Estás en : La organización del territorio: Las comarcas > Comarca de Lorca                        Mostrar menu
Comarca de Lorca

Capítulo IV. La organización del territorio: las comarcas

La comarca de Lorca ocupa el área suroccidental de la Re gión de Murcia, en contacto directo con la Andalucía orien tal (provincia de Almería). Tie ne una extensión de 2.071,8 km 2 e incluye los municipios de Lorca (1.675,3 km 2 , el de mayor extensión de la Región) que da nombre a la comarca, Águilas (251,8 km 2 ) y Puerto Lumbreras (144,8 km 2 ). En ella habitan 126.545 personas (2005) lo que significa, dada su gran extensión, una densi dad media de 61,1h/km 2 muy inferior a la media regional.

Comarca de Lorca

Página 1 de 5

1 2 3 4 5

Es muy notable la diversidad de espacios y paisajes geográficos asociada a su gran extensión y a la configuración del territorio, organizado, en síntesis, en tres grandes sectores: las tierras altas, el corredor central y las sierras y llanuras costeras. Esta disposición obliga a realizar un análisis geográfico diferenciando los tres sectores espacia les básicos. Se iniciará su estudio por la descripción y explicación de los fundamentos naturales del espacio comarcal, seguidas por una síntesis del proceso de su ocupación humana y de las bases económicas en las que ha apoyado su desarrollo esta comarca, para terminar con un sucinto análisis del funcionamiento del espacio comar cal, que gravita, como no podía ser de otro modo, en sus ciudades. La capital de la comarca es la ciudad de Lorca, que contaba en 2005 con 55.841 habitantes. Es centro de atracción no sólo de toda la comarca, sino también de áreas cercanas de la Región de Murcia y de la provincia de Almería. Águilas sobresale como ciudad costera y Puerto Lumbreras como cruce de caminos (MAPA 1) .

MAPA 1. MAPA TOPOGRÁFICO DE LA COMARCA DE LORCA.

MAPA 1. MAPA TOPOGRÁFICO DE LA COMARCA DE LORCA.

Los fundamentos naturales del espacio comarcal

La comarca está estructurada en tres sectores de relieve bien diferenciados: las altas tierras septentrionales, la depresión prelitoral limitada por rebordes montañosos, y las sierras y llanuras costeras.

Las altas tierras septentrionales forman una amplia cuenca de margas y arcillas del Mioceno y Plioceno siempre por encima de los 500 metros, por la que discurre la red hidrográfica de cabecera del río Guadalentín, enmarcada por una serie de alineaciones montañosas modeladas sobre materiales subbéticos (sierras del Gigante, del Almirez, de Labia, del Cambrón y del Madroño, entre otras). Esta alta cuenca limita en el sur con una serie de elevaciones constituidas por un anticlinal de materiales más antiguos (Bético Alpujá rride) que forman el reborde interior de la depresión prelitoral. Está formado por varias unidades topográficas, des tacando la sierra de la Torrecilla, la peña Rubia y la sierra de la Tercia. Entre estas dos últimas, el anticlinal se hunde, lo que es aprovechado por el Guadalentín para penetrar en la depresión prelitoral. Ese es también el lugar de ubicación de la ciudad de Lorca. La depresión prelitoral murciana constituye el tramo más oriental del rosario de cuencas que forman el llamado surco intrabético. Es un plano inclinado desde los 465 metros de Puerto Lumbreras, en el extremo occidental, hasta los 23 metros de Orihuela en el noreste.

En la comarca queda ubicado el sector occidental de esta fosa, por la que discurre el Guadalentín, formando un extenso valle relleno de materiales neógenos y cuaternarios, que se continúa por tierras de Almería y Totana. Al sur de Puerto Lumbreras la cuenca queda dividida en dos por la sierra de Enmedio (topónimo alusivo a su situación). La fosa prelitoral se haya limitada al sur por la cordillera litoral, un arco mon tañoso continuo en dirección suroeste noreste de estructura muy compleja, donde aparecen los materiales más antiguos de la Región. De este gran arco parte, en dirección oeste-este, una serie de alineaciones que llegan hasta la costa y compartimentan la llanura costera de Águilas, de modo que se trata de pequeños llanos separados por sectores montañosos y profundamente abarrancados por los cursos de agua esporádicos y torrenciales que desem bocan directamente en el Mediterráneo (González Ortiz, 1981) (IMÁGENES 2 Y 3).

Condiciones climáticas

La escasez e irregularidad de las lluvias, unido a las elevadas temperaturas, produce una notable aridez, característica esencial del clima comarcal y factor condicionante de la agricultura, su base económica tradicional.

Las temperaturas aumentan de norte a sur. Son relativamente bajas en las tierras altas septentrionales, especialmente las del mes de enero, lo que genera una gran oscilación térmica. Ascienden bruscamente en la fosa prelitoral, alcanzándose en Lorca unas temperaturas más elevadas. Águilas, en el sector costero, registra las temperaturas, tanto medias como de los meses extremos, más altas de la Región, y al mismo tiempo la menor amplitud por influencia del mar. Si exceptuamos las áreas más septentrionales y elevadas, la mayor parte de la comarca tiene precipitaciones inferiores a los 300 mm anuales de media.

Las lluvias van disminuyendo con forme nos acercamos a la costa. Águilas con 177,3 mm de precipitación media anual es, junto con cabo Tiñoso en la comarca de Cartagena, uno de los observatorios que registran menores precipitaciones, no sólo del sureste, sino de toda la Península y de Europa. Estas precipitaciones, como en todo el mediterráneo, se distribuyen a lo largo del año en dos máximos, uno de primavera y otro de otoño, con una sequía estival, extremada en esta comarca.

IMAGEN 2. IMAGEN DE SATÉLITE DE LA COMARCA DE LORCA. LANSAT JULIO 2001.

IMAGEN    2. IMAGEN DE SATÉLITE DE LA COMARCA DE LORCA. LANSAT JULIO 2001.

Navegación

1 2 3 4 5