Estás en : El medio humano > El comercio interior y exterior                        Mostrar menu
FOTO 1. ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES MINORISTAS EN LA CALLE JABONERÍAS DE MURC

Capítulo III. El medio Humano

FOTO 1. ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES MINORISTAS EN LA CALLE JABONERÍAS DE MURCIA.

El comercio interior y el comercio exterior

Página 1 de 6

1 2 3 4 5 6

En la sociedad actual, de relaciones económicas masificadas y consumo creciente, el papel del comercio cobra gran notoriedad, no sólo en su aspecto económico, sino también en lo social al asegurar el abastecimiento de bienes y mercancías a la población, en las mejores condiciones respecto a las necesidades de estos.

Comercio interior

FIGURA 1. EVOLUCIÓN DEL V.A.B. POR SECTORES EN LA REGIÓN DE MURCIA. 1985-2002. FUENTE: ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM

FIGURA 1. EVOLUCIÓN DEL V.A.B. POR SECTORES EN LA REGIÓN DE MURCIA. 1985-2002. FUENTE: ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM

FIGURA 2. PORCENTAJE DEL V:A:B: POR RAMAS DE ACTIVIDAD. 2002. FUENTE: ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM.
FIGURA 2. PORCENTAJE DEL V:A:B: POR RAMAS DE ACTIVIDAD. 2002. FUENTE: ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM.

FIGURA 2. PORCENTAJE DEL V:A:B: POR RAMAS DE ACTIVIDAD. 2002. FUENTE: ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM.

El comercio desempeña un papel esencial en los circuitos de distribución siendo su finalidad fundamental la de poner en contacto productores con consumidores. Merece el comercio, por tanto, una atención prioritaria al analizar la vida de la Región, y no sólo por el papel que desempeña, sino porque constituye una actividad de primer orden, de la que participan a diario todos los individuos que integran la población, a la vez que contribuye a fomentar las relaciones sociales y a dar un aspecto peculiar de animación y colorido al paisaje urbano ( FOTO 1).

La actividad comercial tiene, además, un peso indiscutible en la economía regional. La contribución al Valor Añadido Bruto ha evolucionado de forma muy positiva, siendo hoy una rama que aporta casi el 12 por ciento de la riqueza de la Región. Sin duda, el comercio se sitúa entre las actividades productivas de mayor pujanza por lo que dinamiza al resto de la economía (FIGURAS 1 Y 2).

El volumen de empleo que absorbe es otro indicador de la importancia socioeconómica que tiene, hasta el punto que se puede valorar su papel social como amortiguador de las tasas de paro en momentos económicos difíciles. La evolución de la población activa ocupada en el comercio y su participación en el total regional reflejan la importancia relativa que alcanza el sector en los últimos años. Según el Directorio de Actividades Económicas en el año 2002 trabajan en el comercio regional murciano unas 94.601 personas, 32.287 más de las que lo hacían en el año 1996, lo que representa un incremento en el número de activos del 34 por ciento; con un 24,51 por ciento del empleo en el 2002, se puede consi derar entre las actividades principales en cuanto a la absorción de empleo (FIGURA 3).

FIGURA 3. DISTRIBUCIÓN DEL EMPLEO POR SECTORES ECONÓMICOS. FUENTE: DIRECTORIO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS. CREM.

FIGURA    3. DISTRIBUCIÓN DEL EMPLEO POR SECTORES ECONÓMICOS. FUENTE: DIRECTORIO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS. CREM.

Los circuitos de comercialización

Las mercancías se desplazan desde el productor al consumidor siguiendo unos circuitos más o menos largos y complicados; la naturaleza de los productos, las condiciones de su producción y consumo, entre otros factores, suelen determinar las tipo logías de los canales de distribución (Moreno & Escolano,1992).

En la Región de Murcia, en función de la diversificación de compradores entre el productor y el consumidor, las mercancías destinadas al abastecimiento de su población se distribuyen, al menos, a través de dos circuitos comerciales: circuito directo y circuito con distribuidor. El circuito directo comprende tres escalones: productor-minorista consumidor, y a través de él se canaliza la distribución de productos industriales y bienes de consumo duradero; por su parte, el circuito con distribuidor o intermediario lo conforman cuatro escalones: productor-mayorista-minorista-consumidor, en él se distribuye, sobre todo, los productos alimenticios. Tan larga cadena de distribución encarece los precios del producto, lo cual es es pecialmente significativo en el caso de los productos alimenticios pere cederos. Por ello, para promover mercados centrales de abastecimiento y con ello reducir los escalones del circuito comercial procurando unos precios más estables al consumidor, surge la empresa nacional MERCASA configurada como una sociedad económica mixta, estatal y municipal. Desde el año 1976 está en funciona miento en la capital regional MERCAMURCIA y a través de ella se comercializa la mayor parte de los productos alimenticios que se consumen en la Región (FIGURA 4).

FIGURA 4. EVOLUCIÓN PRODUCTOS COMERCIALIZADOS EN MERCAMURCIA. 1996-2003. FUENTE:ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM.

FIGURA 4. EVOLUCIÓN PRODUCTOS COMERCIALIZADOS EN MERCAMURCIA. 1996-2003. FUENTE:ANUARIO ESTADÍSTICO DE LA REGIÓN DE MURCIA. CREM.

El equipamiento comercial

Un hecho a considerar en el análisis de la estructura comercial de nuestra Región es la cuantificación del equipamiento comercial.

Según datos procedentes del Di rectorio de Actividades Económicas, en el año 2002 Murcia cuenta con 29.201 establecimientos comerciales. Estos establecimientos, que represen tan el 2.81% del total de los establecimientos que existen en el conjunto del España, están gestionados por 25.764 empresas comerciales que operan en la Región, lo que da una media de establecimientos por empresa muy cercana a la unidad. La inmensa mayoría de estos establecimientos (73,65 %) están dedicados al comercio minorista, mientras que menos de una cuarta parte están orientados al comercio al por mayor (FIGURA 5).

Algunos estudios realizados sobre la estructura del sector (Martín Hernando, 1994) muestran que desde la década de los sesenta, momento en el que Murcia acusaba un bajo nivel de equipamiento comercial, el número de comercios ha venido experimentando un crecimiento cons tante en la Región, que se hace es pecialmente significativo desde 1985. Murcia reúne desde esa fecha todos los requisitos para que el comercio se consolide como sector clave: se afianza el proceso de urbanización, se acelera el desarrollo turístico y el crecimiento del poder adquisitivo en un periodo de expansión económica. Factores, todos ellos, favorables para un desarrollo del consumo y para una potenciación de la actividad comercial (FIGURA 6).

Un índice utilizado comúnmente para valorar la densidad comercial de un territorio es el que relaciona habitantes y número de establecimientos. Este índice ha disminuido sensiblemente en el curso de los últimos años: entre 1990 y 2002 la tasa ha pasado de 74 habitantes por establecimiento a 42, hecho que demuestra que el número de establecimientos comerciales ha crecido a un mayor ritmo que el aumento de la población, lo cual nos está indicando, una vez más, el fortalecimiento experimentado por el equipamiento comercial en Murcia, aun que, en términos relativos, la Región cuenta en la actualidad con una dotación comercial algo más debilitada que la que observa el conjunto de España (40 habitantes por esta blecimiento). No obstante, hay que subrayar que el comercio mayorista tiene menor densidad comercial (174 habitantes por establecimiento) que el comercio minorista (55 habitantes por establecimiento) pese a que, en los últimos años, el ritmo de creci miento de los establecimientos mayoristas, ha sido más intenso que los dedicados al comercio al por menor (FIGURAS 7 Y 8).

FIGURA 5. DISTRIBUCIÓN DE LOS ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES SEGÚN TIPO DE COMERCIO. FUENTE: DIRECTORIO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS. CREM.

FIGURA 5. DISTRIBUCIÓN DE LOS ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES SEGÚN TIPO DE COMERCIO. FUENTE: DIRECTORIO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS. CREM.

 

 

 

Navegación

1 2 3 4 5 6
laverdad.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.