Estás en : El medio natural > Los cursos de agua superficiales                        Mostrar menu
Los cursos de agua a superficiales

Capítulo II. El medio natural

Los cursos de agua superficiales constituyen las arterias por las que se evacuan los excedentes hídricos procedentes de las precipitaciones en un territorio. El comportamiento hídrico de cualquier territorio puede compararse al de una esponja a la que se le suministra agua; mientras el agua suministrada es inferior a la capacidad de almacenamiento o a su velocidad de absorción, el agua pasa al interior, pero si se rebasan ambos límites, el agua excedente es “evacuada” fluyendo por la superficie de la esponja hacia otro lugar (escorrentías superficiales). Cuando el suministro de agua cesa, la esponja seguirá expulsando agua por flujo subterráneo desde el almacén interior, que saldrá al exterior de diversas formas (flujos subsuperficiales, surgencias, fuentes, manantiales), y hacia la atmósfera por evaporación desde la superficie, hasta quedarse con una cantidad mínima de agua que sólo podrá ser extraída aplicando una presión (bombeo).

Los cursos de agua a superficiales

Página 1 de 5

1 2 3 4 5

Por efecto de la gravedad, las aguas tenderán a moverse hacia los puntos más bajos, hasta alcanzar un nivel a partir del cual no podrán seguir moviéndose, en el que constituirán masas de agua “quietas”, subterráneas o superficiales; las superficiales podrán ser continentales (lagos, embalses), u oceánicas. Estas superficies constituyen los niveles de base hacia donde fluirán las escorrentías.

En su movimiento, las aguas de escorrentía transportan una energía que va modelando el territorio en caminos (cauces), que se van uniendo unos a otros, haciéndose cada vez más grandes, para acabar en un camino único (cauce principal), que traslada todas las aguas hasta un lago, embalse, mar u océano.

El conjunto de cauces constituye la red de drenaje o red hidrográfica de un territorio y la superficie territorial que delimita esa red, es lo que se denomina cuenca hidrográfica. A efectos de gestión administrativa, las cuencas hidrográficas pueden rebasar sus límites geográficos e integrar otras cuencas vecinas, incluyendo las aguas subterráneas y costeras asociadas, constituyéndose en “unidades de gestión” denominadas demarcaciones hidrográficas.

A lo largo de su recorrido, o en determinados tramos, los cauces pueden transportar un volumen de agua (caudal), continuo a lo largo de todo el ciclo hidrológico anual (ríos permanentes), discontinuo o temporal, donde el flujo cesa durante una parte del año (ríos temporales), o efímero donde el agua circula en algunas ocasiones (ramblas). Estas fluctuaciones del caudal a lo largo del año (régimen fluvial o hidrológico), están relacionadas con la forma de nutrición de los caudales. Los ríos se nutren de caudales procedentes de surgencias, manantiales, flujos subsuperficiales y escorrentías superficiales, generadas por las precipitaciones. Las ramblas sólo se nutren de estas últimas por lo que su régimen está condicionando exclusivamente al régimen de precipitaciones.

En la Península, la temporalidad de los caudales aumenta a modo de gradiente desde el norte más húmedo, donde dominan los cauces permanentes, hasta el sur, más árido donde prevalecen los temporales y efímeros (Vidal Abarca et al., 2004).

MAPA 1. ZONAS HIDRÁULICAS DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA.

MAPA 1. ZONAS HIDRÁULICAS DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA.

MAPA 1. MARCO TERRITORIAL Y ADMINISTRATIVO DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA
MAPA 1. MARCO TERRITORIAL Y ADMINISTRATIVO DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA

MAPA 1. MARCO TERRITORIAL Y ADMINISTRATIVO DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA

 

La Demarcación Hidrográfica del Segura

Marco territorial y administrativo

TABLA 1: ÁMBITO TERRITORIAL DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA.  

Comunidad autónoma

Provincia

Nº municipios

Superficie en la demarcación

% de territorio

Región de Murcia

Murcia

45

11.104

59

Castilla-La Mancha

Albacete

36

4.721

25,1

Andalucía

 

 

Almería

8

1.130

6,01

Granada

3

58

0,3

Jaén

5

595

3,16

C. Valenciana

Alicante

36

1.207

6,41

Total

 

133

18.815

100

 

TABLA 2: POBLACIÓN DE LA DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL SEGURA (2005).
MUNICIPIOS CON CABECERA MUNICIPAL INCLUIDA EN LA DEMARCACIÓN.
Fuente: Instituto Nacional de Estadística.

 

Comunidad autónoma

Provincia

Nº de municipios

Población

% de población

Densidad

Región de Murcia

Murcia

45

1.335.792

75,48

120,29

Castilla-La Mancha

Albacete

22

72.247

4,08

15,30

Andalucía

 

Almería

5

20.177

1,14

17,85

Jaén

1

4.131

0,23

6,94

Comunidad Valenciana

Alicante

28

337.237

19,05

279,40

Total

 

101

1.769.584

100

94,05

 

Desde una perspectiva hidrológica, los cursos de agua superficiales exceden el ámbito de la delimitación territorial actual de la Región de Murcia, y es necesario recurrir a un marco geográfico más amplio que incluye toda la red de drenaje del río Segura desde su nacimiento a su desembocadura, es decir, su cuenca hidrográfica y las pequeñas cuencas de las ramblas litorales, constituyendo la Demarcación Hidrográfica del Segura.

 

Este territorio, se sitúa en el extremo sureste de la Península (MAPA 1), ocupando una superficie de unos 18.870 km 2 y afectando a 133 municipios repartidos en cuatro comunidades autónomas (TABLA 1), aunque el número de municipios que tienen la mayor parte de su territorio con su núcleo principal en la demarcación es de 101. La población actual de estos municipios es, según la Revisión del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2005, de 1.769.584 habitantes (TABLA 2) y las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística aproximan esa cifra a los dos millones (1.938.454) en 2011 (FIGURA 1), fecha del próximo censo de población. La mayor parte de esta población (1.673.029 habitantes, el 94,5%) reside en el área de la demarcación que incluye las provincias de Murcia y Alicante. Así las densidades de población arrojan valores muy dispares, pasando de 279,4 habitantes por km 2 en el área correspondiente a Alicante, a 7 habitantes por km 2 en la parte de Jaén. Esta disparidad es, por otra parte, completamente lógica ya que las áreas de Castilla La-Mancha y Andalucía, son las zonas de montaña (cabecera de la cuenca) históricamente deprimidas en el aspecto económico y demográfico, constituidas, desde antiguo, en las “áreas fuente” de recursos hídricos, edafológicos y humanos, que han abastecido las vegas altas, medias y bajas de los principales ríos de la cuenca. De hecho, en estas vegas es donde se registra la mayor densidad de población, que en el caso de la Huerta de Murcia sobrepasa los 2.000 habitantes por km 2 .

 

A esta población residente hay que sumar un volumen muy importante de población temporal que se concentra en el litoral durante los meses estivales (julio y agosto, principalmente), aunque cada vez más frecuentemente en otras épocas del año, que alcanza unos 500.000 habitantes suplementarios en la actualidad, aunque con los desarrollos turísticos previstos, sobrepasarán el millón de habitantes en 2011. La importancia de esta población fluctuante radica en que el consumo de agua per cápita de los turistas cuadruplica el de la población residente, de modo que, en cuanto a demanda de agua, puede considerarse que un millón de turistas equivale a cuatro millones de habitantes residenciales, por lo que puede asumirse que durante los meses de verano, el territorio de la demarcación alcanza, en estos momentos, una población equivalente a cuatro millones de habitantes que serán seis millones en 2011. En cuanto a la gestión administrativa de las aguas de la demarcación, el Real Decreto de 23 de agosto de 1926, constituyó lo que se denominó Confederación Sindical Hidrográfica del Segura, que luego pasaría a denominarse Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), y que en cumplimiento de lo previsto en la Ley de Aguas de 1985 se constituye en el organismo de cuenca encargado de la gestión de las aguas continentales de la Demarcación Hidrográfica del Segura, rigiéndose en la actualidad por la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado y adscrita a efectos administrativos al Ministerio de Medio Ambiente, a través de la Dirección General del Agua.

 

En el aspecto hidráulico, y para facilitar la gestión, la demarcación fue dividida en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Segura (PHCS) en zonas hidráulicas con características diferenciadas (MAPA 2) basándose tanto en límites físicos de cuencas y subcuencas como en algunos límites administrativos.

 
FIGURA 1. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN EN LA DEMARCACIÓN DESDE 1991 Y ESTIMACIÓN DE POBLACIÓN EN 2011. ELABORACIÓN PROPIA A PARTIR DE LOS DATOS DEL INE.

FIGURA 1. EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN EN LA DEMARCACIÓN DESDE 1991 Y ESTIMACIÓN DE POBLACIÓN EN 2011. ELABORACIÓN PROPIA A PARTIR DE LOS DATOS DEL INE.

 

Los cursos de agua superficiales. La red hidrográfica del Segura

La Directiva Marco del Agua de la Comunidad Europea (Directiva 2000/60/CE), entiende por aguas superficiales “las aguas continentales excepto las subterráneas; las aguas de transición y las aguas costeras”. En este capítulo, hablaremos únicamente de las aguas superficiales que discurren por el territorio de la demarcación como escorrentías concentradas; los cursos de agua superficiales de la Red Hidrográfica del Segura y las ramblas litorales.

La Red Hidrográfica del Segura se jerarquiza, en cursos de caudal continuo (ríos permanentes o temporales) y cursos con caudales efímeros supeditados a la ocurrencia de precipitaciones de elevada intensidad (ramblas). Aunque un gran número de cauces tienen a lo largo de su recorrido, tramos con flujo permanente, tramos temporales y tramos efímeros, ocasionando que el comportamiento hidrológico de muchos ríos temporales, y también permanentes, les coloque más cerca de las ramblas que de los ríos. Esta característica, propia de muchos ríos de regiones semiáridas, se debe a la existencia de descargas de aguas subsuperficiales o procedentes de acuíferos más profundos, en determinados tramos de los cauces (Moreno et al. 2001) y a la enorme variabilidad de las características del sustrato litológico que atraviesan, que introduce variaciones en la permeabilidad y explica, en muchas ocasiones, la distribución espacial y temporal del agua en distintos tramos de un mismo cauce (Vidal Abarca et al., 2004).

FOTO 1. EL RÍO SEGURA EN CALASPARRA . FOTO A. ROMERO DÍAZ

FOTO 1. EL RÍO SEGURA EN CALASPARRA . FOTO A. ROMERO DÍAZ

FOTO 2. NACIMIENTO DEL RÍO SEGURA (PONTONES, JAÉN) . FOTO A. ROMERO DÍAZ

FOTO    2. NACIMIENTO DEL RÍO SEGURA (PONTONES, JAÉN) . FOTO A. ROMERO DÍAZ

Los ríos

El río Segura (Staber, griego, Thader romano, o río blanco de los árabes) (FOTO1) , constituye el colector princi- pal sobre el que se organiza la Red Hidrográfica de la Cuenca. Nace en la Sierra de Segura (Jaén) (FOTO 2) , y desemboca en Guardamar del Segura (Alicante) (FOTO 3) tras 341 km. de recorrido de los que 170 transcurren por la Región. En ella, el Segura ha sido, desde siempre, el eje fundamental del desarrollo agrícola de la Región y sus vegas, auténticos oasis de vida (FOTO 4) , se han constituido desde épo- ca árabe, una de las zonas de huertas tradicionales más importantes del Mediterráneo.

Desde el punto de vista hidrológico, la Cuenca del Segura presenta una marcada disimetría derivada de la desigualdad entre la margen izquierda y derecha, tanto en el número de ríos y ramblas que fluyen al colector principal, como en la superficie de sus cuencas, que introduce desequilibrios importantes en la contribución de caudales y en el comportamiento de las ondas de crecida y sus efectos (López Bermúdez y Martínez Fernández, 1991).

FOTO 3. DESEMBOCADURA DEL RÍO SEGURA EN LA INUNDACIÓN DE 1997 (GUARDAMAR DEL SEGURA, ALICANTE). FOTO PAISAJES ESPAÑOLES

FOTO 3. DESEMBOCADURA DEL RÍO SEGURA EN LA INUNDACIÓN DE 1997 (GUARDAMAR DEL SEGURA, ALICANTE). FOTO PAISAJES ESPAÑOLES

FOTO 4. FÉRTILES HUERTAS TRADICIONALES EN LA VEGA MEDIA DEL SEGURA (OJÓS) . FOTO F. BELMONTE SERRATO

FOTO 4. FÉRTILES HUERTAS TRADICIONALES EN LA VEGA MEDIA DEL SEGURA (OJÓS) . FOTO F. BELMONTE SERRATO

Navegación

1 2 3 4 5