Estás en : El medio natural > Las aguas subterráneas                        Mostrar menu
Las aguas subterraneas

Capítulo II. El medio natural

Los condicionamientos climatológicos y, más concretamente, las recurrentes sequías en la Cuenca del Segura (C.S.) y Región de Murcia (R.M.), han obligado a sus habitantes desde muy antiguo a "mirar hacia abajo" y poder atender sus demandas hídricas (predominantemente agrícolas), mediante la extracción de aguas subterráneas. En un principio, lo hicieron desde acuíferos someros; pero, puesto que las necesidades eran cada vez mayores y ello obligaba a bombear grandes volúmenes de agua, éstos dejaron de ser rentables y tuvieron que captar el agua de acuíferos cada vez más profundos.

Las aguas subterraneas

Página 1 de 5

1 2 3 4 5
FIGURA 1. SONDEO DE LAS FLOTICAS, EN EL VALLE DEL GUADALENTÍN. AÑO 1 945. (S. PALLARÉS, 1995)

FIGURA 1. SONDEO DE LAS FLOTICAS, EN EL VALLE DEL GUADALENTÍN. AÑO 1 945. (S. PALLARÉS, 1995)

FIGURA 2. SONDEO LA CRISOLEJA. AÑO1928. (MAZARRÓN). (S. PALLARÉS, 1995)

FIGURA 2. SONDEO LA CRISOLEJA. AÑO1928. (MAZARRÓN). (S. PALLARÉS, 1995)

Tras los años de la postguerra y el aislamiento económico que siguió, se produce por parte de Europa una demanda hortofrutícola y es, a partir del 1960, cuando se estimula la expansión de regadíos a expensas de las aguas subterráneas. Así, en el año referido, se inician los de Campo de Cartagena, Valle del Guadalentín, Mazarrón-Águilas, Cieza-Abarán y altiplano de Jumilla-Yecla, de tal manera que entre 1965 y 1980 se pasó de 2.122 perforaciones a 5.283 en la C.S (Rodríguez Estrella et al., 2004). Hasta mediados del siglo XX gran número de los pozos que se realizaban eran surgentes (FIGURAS 1 Y 2).

Ha contribuido de forma decisiva, al gran desarrollo de las aguas subterráneas de la Región de Murcia, la aparición de máquinas de perforación cada vez más sofisticadas, que llegan a alcanzar los 1.000 m de profundidad (como en la Hoya del Mullidar de Yecla), pertenecientes a los sistemas de percusión (FIGURAS 3 Y 4), rotación directa (FIGURA 5) e inversa, rotopercusión (FIGURA 6) y horizontales dirigidas (FIGURA 7) . Por otro lado, las bombas de extracción han pasado de ser horizontales a electrobombas sumergibles con hasta 40 fases cada una (FIGURA 8) , que extraen agua a 500 m, como en Las Palas (Fuente Álamo).

FIGURA 4. MODERNA MÁQUINA CON TRÉPANO DE 8.000 kg Y 7,5 m DE LONGITUD. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 4. MODERNA MÁQUINA CON TRÉPANO DE 8.000 kg Y 7,5 m DE LONGITUD. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 3. SISTEMA DE PERCUSIÓN. ANTIGUA MÁQUINA KEYSTONE-DRILLER DE1 1896 . (S. PALLARÉS, 1995).

FIGURA 3. SISTEMA DE PERCUSIÓN. ANTIGUA MÁQUINA KEYSTONE-DRILLER DE1 1896 . (S. PALLARÉS, 1995).

FIGURA 5. MODERNA MÁQUINA DE ROTACIÓN DIRECTA. TUBOS DE PERFORACIÓN. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 5. MODERNA MÁQUINA DE ROTACIÓN DIRECTA. TUBOS DE PERFORACIÓN. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 6. SONDEO A ROTO-PERCUSIÓN, EL AGUA Y EL DETRITUS SALEN POR LA BOCA, DURANTE LA PERFORACIÓN. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 6. SONDEO A ROTO-PERCUSIÓN, EL AGUA Y EL DETRITUS SALEN POR LA BOCA, DURANTE LA PERFORACIÓN. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 7. PERFORACIÓN HORIZONTAL DIRIGIDA (PHD), DE 500 M DE LONGITUD POR DEBAJO DEL MAR, PARA EXTRAER AGUA MARINA FILTRADA DESTINADA A LA DESALINIZADORA DE SAN PEDRO DEL PINATAR. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

FIGURA 7. PERFORACIÓN HORIZONTAL DIRIGIDA (PHD), DE 500 M DE LONGITUD POR DEBAJO DEL MAR, PARA EXTRAER AGUA MARINA FILTRADA DESTINADA A LA DESALINIZADORA DE SAN PEDRO DEL PINATAR. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

Características generales de las unidades hidrogeológicas

Los fenómenos geológicos que definen a la Región de Murcia condicionan las características hidrogeológicas de manera que las mismas unidades geológicas que se han distinguido en el capítulo de Geología van a constituir también unidades hidrogeológicas: Prebético, Subbético, Bético, Vegas del Segura-Guadalentín y Campo de Cartagena (FIGURA 9) .

Prebético

- Las rocas permeables principales son calizas y dolomías del Cretácico superior o Eoceno medio, mientras que el impermeable de base está formado por series arcillosas del Cretácico inferior o del Eoceno inferior.

- El rasgo geológico fundamental que determina las características de los distintos acuíferos de esta unidad (sobre todo su hidroquímica), es el fenómeno del diapirismo. Los afloramientos halocinéticos de Trías se alínean según unas direcciones estructurales muy definidas y van a condicionar los límites de éstos, sus recursos, reservas, etc.

- Dada la estructura predominante de grandes pliegues enraizados, van a darse acuíferos de relativa extensión, entre los que destacan, de NE a SO: Cingla-Cuchillo, Jumilla- Villena, Serral-Salinas, Ascoy- Sopalmo, Quibas, El Molar, Sinclinal de Calasparra, Somogil y Taibilla.

- Los cinco primeros acuíferos referi- dos, los más orientales, están sobre- explotados. Presentan grandes volúmenes de reservas, que están relacionadas con sinclinales; los recursos son pequeños y la calidad química de sus aguas es, en general, buena, a excepción del acuífero de Quibas, que sólo está representado una parte en la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Debido a la sobreexplotación, consecuentemente no van a existir apenas manantiales.

Los factores que han contribuido a que se produzca una sobreexplotación son:

. Presentar bajas precipitaciones y relativamente altas temperaturas.

. Poseer un relieve no muy accide tado, casi llano (Ej. Altiplano).

. Disponer de un suelo bien desarr llado.

- Todos estos factores han hecho que se desarrolle ampliamente la agricultura y que se creen unas deman- das cada vez mayores, al ser escasos los recursos.

- Los dos acuíferos centrales (El Molar y Sinclinal de Calasparra) tienen similares características geológicas e hidrogeológicas que los anteriormente referidos, pero existe una diferencia importante y es que no existe sobreexplotación (si se exceptúa el sector oriental del Molar) pues, además de ser muy pequeñas las extracciones, se produce una interconexión hidráulica con el río Segura (debido a esta interrelación, la C.H.S. prohíbe la captación por bombeo de aguas subterráneas).

- Por último, los acuíferos más occidentales Somogil y Taibilla) presentan relativamente escasas reservas frente a los importantes recursos, debido a que sus estructuras son predominantemente en anticlinal y a que la pluviometría es abundante (por eso hay numerosos manantiales); la calidad química es excelente, y no existen agentes contaminantes (FIGURA 10) .

FIGURA 9. MAPA DE LAS PRINCIPALES UNIDADES HIDROGEOLÓGICAS Y DE ACUÍFEROS DE LA REGIÓN DE MURCIA. IGME (1993, MODIFICADO Y ACTUALIZADO).

FIGURA 9. MAPA DE LAS PRINCIPALES UNIDADES HIDROGEOLÓGICAS Y DE ACUÍFEROS DE LA REGIÓN DE MURCIA. IGME (1993, MODIFICADO Y ACTUALIZADO).

Navegación

1 2 3 4 5