Estás en : La organización del territorio: Las comarcas > Área Metropolitana de Murcia                        Mostrar menu
Área Metropolitana de Murcia

Capítulo IV. La organización del territorio: las comarcas

La comarca estaría formada por los municipios de Murcia, Alcantarilla, Santomera y Beniel, que constituyen los tradicionales de la Huerta y Campo de Murcia. También coinciden la mayoría de los autores en incorporar Molina de Segura, Las Torres de Cotillas y Alguazas. Lorquí y Ceutí cons- tituyen el límite polémico entre ambas comarcas, mientras que Archena se erige recientemente como la cabecera del Valle de Ricote. Los siete suman 1.183,4 km 2 y su agrupación obedece a cirterios de naturaleza funcional y de relaciones cotidianas de la población residente.

Área Metropolitana de Murcia

Página 4 de 6

1 2 3 4 5 6
FOTO 4. HUERTA DE MURCIA EN 1960. FOTO PAISAJES ESPAÑOLES.

FOTO 4. HUERTA DE MURCIA EN 1960. FOTO PAISAJES ESPAÑOLES.

FOTO 5. HUERTA DE MURCIA EN 2006. EL PROGRESIVO INCREMENTO DE LOS ESPACIOS EDIFICADOS REDUCE LAS ÁREAS TRADICIONALES DE HUERTA. FOTO J. M. SERRANO.

FOTO 5. HUERTA DE MURCIA EN 2006. EL PROGRESIVO INCREMENTO DE LOS ESPACIOS EDIFICADOS REDUCE LAS ÁREAS TRADICIONALES DE HUERTA. FOTO J. M. SERRANO.

Bases económicas

Dos son los factores fundamentales en que se basa la actividad económica de la comarca de Murcia: la posibilidad de regadío y la existencia de una gran ciudad. Gracias a las aguas derivadas del Segura, a lo largo de los siglos se ha ido logrando una ocupación completa e intensa del fondo de los valles, construyéndose las huertas, que paradójicamente están reduciéndose en los últimos años en virtud de la expansión del segundo factor mencionado, la ciudad de Murcia, y en general de todos los núcleos urbanos del Área Metropolitana.

La comarca de Murcia es un buen ejemplo de espacio rural, estable durante largo tiempo, que ha iniciado recientemente transformaciones profundas y muy rápidas. (FOTOS 4 y 5)

El medio natural sobre el que se asienta la huerta ofrece elementos positivos como la situación, las temperaturas y los suelos junto a otros negativos, como la escasez de agua y la violencia de las crecidas de sus ríos. Su paisaje actual es el resultado del prolongado esfuerzo de sus habitantes. Pero son numerosos los cambios que se están produciendo en la huerta. Algunos tienen que ver con su propia extensión y fisonomía tradicional. Se ha creado una orla de nuevos espacios regados que difuminan el brutal contraste existente anteriormente entre la huerta y el secano. Hoy el riego trepa por las laderas, organizado en extensas parcelas que pertenecen a grandes empresas totalmente integradas en la red de actividades agroindustriales. Por otra parte, la huerta tradicional está cambiando a pasos agigantados sus usos tradicionales, impulsada por el irrefrenable desarrollo de la ciudad de Murcia y los demás núcleos urbanos, y por la expansión de las actividades industriales y terciarias. Finalmente se hace cada vez más patente la inapropiada estructura de la explotación, caracterizada por la excesiva parcelación, el envejecimiento acelerado de los agricultores y ciertas prácticas de cultivos, técnica y económicamente insostenibles, al convertirse la actividad agraria en una actividad secundaria (agricultura de ocio) (González Ortiz, 2003).

Todo ello está llevando a un cambio sustancial del valor del suelo en las áreas periurbanas creándose los “eriales sociales”, a la espera de su transformación (más o menos mani- pulada) en usos residenciales (Gon- zález Ortiz, 2003).

Tras unos antecedentes que no terminan de consolidarse, como la industria de la seda, hay que esperar hasta la segunda mitad del siglo XX para que despegue y se desarrolle en la comarca de Murcia una industria que inicialmente, entorno a los años 50, es esencialmente endógena (de iniciativas y capitales autócto- nos) con predominio de la agroalimentaria (pimentón, conservas, cár- nicas). En los 70 se alcanza una gran diversificación e intensificación productiva.

 

FIGURA 4. SUELO INDUSTRIAL EN EL AMM. SINOPSIS DE SU UBICACIÓN ESPACIAL. (CAEDIS = CENTROS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS, DOTACIONALES E INDUSTRIALES).

FIGURA 4. SUELO INDUSTRIAL EN EL AMM. SINOPSIS DE SU UBICACIÓN ESPACIAL. (CAEDIS = CENTROS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS, DOTACIONALES E INDUSTRIALES).

 

 

Navegación

1 2 3 4 5 6