Estás en : El medio natural > La geología                        Mostrar menu
La geología

Capítulo II. El medio natural

La Región de Murcia se sitúa dentro del ámbito de las Cordilleras Béticas, y en ella están representados materiales pertenecientes a las tres zonas que tradi- cionalmente se dividen: Prebética y Subbética (zonas externas) y Bética (zonas internas); la primera tiene un carácter paraautóctono y las otras dos alóctono. Cada una de éstas puede subdividirse, a su vez, en dominios paleogeográficos, dadas sus peculiaridades estratigráficas y tectónicas.

La geología

Página 2 de 5

1 2 3 4 5

Zona Prebética

El dominio del Prebético Externo está representado en la sierra del Puerto y, debido a que es el que se situaba más próximo al continente originaria- mente emergido, presenta una litología a base de dolomías, materiales detríticos (arenas, areniscas, calcarenitas y conglomerados) y anhidritas (yeso y sal), típicos de un medio de depósito que va desde el tipo continental al de plataforma continental, pasando por el costero y marino lagunal. En consecuencia, se produce una débil subsidencia (formaciones geológicas de pequeño espesor) y los fósiles representativos son muy escasos. Existe un predominio de materiales dolomíticos jurásicos sobre los demás y el Cretácico inferior está representado por la facies única detrítica de "Weald-Utrillas".

El Prebético Interno, que aparece en la sierra del Molino y en el Altiplano de Jumilla-Yecla (como por ejemplo en la sierra del Buey), estaría más alejado de costas y, por tanto, los materiales detríticos son más escasos, dándose una litología de calizas y dolomías y, en menor escala, de margas y margocalizas. Los depósitos son propios de plataforma continental y presentan una cierta subsidencia. Existe un predominio de materiales cretácicos sobre los jurásicos, y el Cretácico inferior tiene ya episodios marinos con Orbitolinas, estando localizados predominantemente los detríticos en el techo del mismo (Albiense), representados por la facies “Utrillas”, de ambiente continental. En unas areniscas pertenecientes a esta última facies, localizadas en el Altiplano de Jumilla-Yecla (FIGURA 3) , se han encontrado recien- temente las primeras icnitas (pisadas) de dinosaurios de la Región de Murcia (Pérez Lorente et al., 2006).

El Prebético Meridional, que aflora en las sierras de la Muela, Puerta, Ascoy, Larga y Carche, presenta características intermedias entre el Prebético Interno y el Subbético Externo, pues confluyen facies neríticas someras y pelágicas muy profundas con fauna de Ammonites y Globigerínidos. Se da una gran subsidencia y predominan los afloramientos cretácicos (los jurásicos son muy aislados), estando representados además, y sólo en este dominio, los correspondientes al Nummulítico con Nummulites. Ocuparía, dentro de la cuenca del originario geosinclinal, la zona de talud, de ahí que se alcancen grandes espesores de materiales fundamentalmente margosos y que sean frecuentes los cambios de facies.

Los surcos (lugares con mayores espesores) y umbrales (de menores) vienen condicionados por fallas de zócalo, que se corresponden con fosas tectónicas y con horst; estas fallas han podido jugar con varios sentidos, a lo largo de la historia, de manera que durante un cierto tiempo pudieron condicionar una zona elevada y con posterioridad contribuyeron a que ésta fuera subsidente.

Durante el Lías inferior y Oxfordiense superior no existen ni surcos ni umbrales (los espesores más o menos se mantienen en el espacio); en el Lias medio-superior y Dogger ya se aprecian algunos accidentes paleogeográficos, pero es a partir del Kimmeridgiense inferior y hasta el Portlandiense cuando en el Prebético Meridional se implanta un surco de grandes dimensiones. Durante el Cretácico esta zona de surco pasa a ser umbral, mientras que en el Prebético Interno existe un surco.

FIGURA 4. AMMONITES (IBONOTÍCERAS Y LITHÓCERAS) EN LAS CALIZAS NODULOSAS ROSADAS DE LA SI ERRA DE QUÍPAR (CEHEGÍN). FOTO GREGORIO ROMERO.

FIGURA    4. AMMONITES (IBONOTÍCERAS Y LITHÓCERAS) EN LAS CALIZAS NODULOSAS ROSADAS DE LA SI ERRA DE QUÍPAR (CEHEGÍN). FOTO GREGORIO ROMERO.

Zona Subbética

El dominio del Subbético Externo aflora en el frente de corrimiento subbético, concretamente al Norte del cerro de los Frailes, proximidades de la sierra de los Álamos y triángulo de Cehegín-Calasparra-Cieza y está constituido por un potente tramo de materiales margosos cuya edad está comprendida desde el Albiense hasta el Oligoceno, dándose intercalaciones de areniscas hacia la base y de calizas en el Eoceno. También se le conoce como Unidad Intermedia. Sobre él suele descansar el Trías evaporítico, aunque a veces ocurre lo contrario.

El Subbético Medio, o Subbético de Caravaca, es el que presenta mayor extensión dentro del Subbético y se extiende desde la sierra de Moratalla (donde se ubica el vértice geodésico de Revolcadores, con 2.027 m.s.n.m que es el más elevado de la región) hasta la sierra de Barinas, pasando por las de Mojantes, Cuerda de la Serrata, Gavilán, Quípar, Burete, Lavia, Cambrón, Oro y Pila. Destacan los afloramientos dolomíticos-calizos del Lías inferior, distinguiéndose como rasgo característico la presencia de calizas con sílex en el Lías superior, las intercalaciones de rocas volcánicas en el Dogger y las calizas de "filamentos" y nodulosas con Ammonites (FIGURA 4) en el Malm.

Los materiales del Cretácico y Paleógeno son pelágicos con Globigerí- nidos y se corresponden con una sedimentación margosa tranquila y continuada, hasta el punto que ha quedado reflejado el bioevento K-T en la conocida “capa negra” (FIGURA 5) . Ocurrió lo siguiente: en el tránsito del Cretácico superior al Paleoceno (hace 66,4 M.A) tuvo lugar la caída de uno o varios meteoritos a la Tierra y originaron en el impacto tal cantidad de polvo que se creó una nube espesa que impidió el paso de los rayos solares a la corteza terrestre; la consecuencia fue la extinción de gran número de especies animales, como los dinosaurios, ammonites, belemnites, etc.

El Subbético Medio, o Subbético de Caravaca, es el que presenta mayor extensión dentro del Subbético y se extiende desde la sierra de Moratalla hasta la sierra de Barinas.

El depósito de ese polvo negro (enriquecido anormalmente en iridio) ha quedado conservado en muy pocos lugares del mundo, y uno de ellos es Caravaca.

El dominio del Subbético Interno es el que presenta la facies más pelágica de todos ellos, si bien no se sitúa en los sectores más meridionales, como cabría esperar, por los efectos tectónicos cabalgantes. Está muy bien representado en la sierra de Ricote y, además de aflorar dolomías y calizas en el Lías inferior-medio y margas pelágicas de facies "capas rojas" en el Cretácico (esta característica es común en todo el Subbético), aparecen radiolaritas en el Kimmeridgiense y rocas volcánicas interestratificadas, que ponen en evidencia la profundidad del depósito original y sobre todo su lejanía de costas. También aflora este dominio al Sur y Este de la sierra de Ponce (sierras de Peñarrubia y La Alquería), pero sólo los términos margosos correspondientes al Cretácico y Nummulítico.

FIGURA 5.

FIGURA 5. “CAPA NEGRA”, EN CARAVACA, REPRESENTATIVA DEL BIOEVENTO K-T. FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

Zona Bética

El Nevado-Filábride está representado en la sierra de Almenara (considerada por el Este hasta las Lomas de Los Victorias) y en el Cabezo Gordo. Litológicamente está constituido por un tramo basal de micaesquistos, cuarcitas y gneises del Paleozoico y sobre él un tramo carbonatado de mármoles del Trías.

El Alpujárride está bien distribuido a uno y otro lado de la dorsal central nevado-filábride de la sierra Almenara, concretamente en las sierras de Cartagena, Muela, Torrecillas, Peñones, Montesinos, Enmedio y Carrascoy. Viene representado por un tramo inferior de micaesquistos negros, cuarcitas, metaconglomerados, areniscas, diabasas y yesos atribuibles al Pérmico y otro superior de calizas, dolomías y calcoesquistos del Triásico.

El Maláguide está muy bien representado en Sierra Espuña, aflorando, además, en Cabo Cope y en el sur de la sierra de Carrascoy. Al contrario que los otros dos complejos tectónicos ya referidos, no está constituido por dos tramos, sino que, al menos en Sierra Espuña, aparece una serie bien desarrollada, con más de 2.000 m de espesor, que comprende términos más o menos continuos, desde el Devónico hasta el Oligoceno, predominando las dolomías, calizas y conglomerados sobre los demás materiales.

Terciario postorogénico

Ocupa ciertas depresiones entre las que destacan, por su extensión (1.500 km 2 ), la del Campo de Cartagena, con un potente relleno neógeno margoso de más de 1.000 m que presenta intercalaciones de con- glomerados (hasta 300 m en el Tor- toniense), calizas (hasta 200 m en el Messiniense) y areniscas (hasta 50 m en el Plioceno). Materiales muy similares aparecen al Norte de las sierra del Puerto, casi en contacto con la Vega Media del Segura, en donde se han identificado unos testudos (Cheirogaster bolivari) o tortugas gigantes (FIGURA 6) de más de 1 m de longitud (Mancheño et al., 2001)

Mayores espesores de sedimentos se registran en la Depresión de Mula, pues superan los 2.500 m las formaciones predominantemente margosas que allí aparecen.

En la Depresión de Lorca se encuentran abundantes materiales evaporíticos.

Existen otras cuencas más pequeñas, pero que tienen interés por sus hallazgos paleontológicos, como la de Jumilla-Ontur, donde se han encontrado las primeras icnitas (pisadas) de Hipparion de España (FIGURA 7) en unos estratos yesíferos lacustres del Messiniense (Pérez Lorente et al, 1999); además de las huellas de Hippipeda, aparecen otras pertenecientes a las familias de Megapecoripeda, Carnivoripeda y Proboscipeda.

FIGURA 6. TORTUGA GIGANTE (TESTUDO), DE 115 CM DE LONGITUD, EXTRAÍDA DEL PUERTO DE LA CADENA. FOTO ASOCIACIÓN CULTURAL PALEONTOLÓGICA MURCIANA

FIGURA 6. TORTUGA GIGANTE (TESTUDO), DE 115 CM DE LONGITUD, EXTRAÍDA DEL PUERTO DE LA CADENA. FOTO ASOCIACIÓN CULTURAL PALEONTOLÓGICA MURCIANA.

FIGURA 7. ICNITAS DE MAMÍFEROS, ENTRE LAS QUE DESTACA LAS DE HIPARIÓN (CABALLO ANTIGUO), EN EL VIEJO LAGO MIOCÉNICO DE LA SIMA DE JUMILLA (MURCIA). FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA

FIGURA 7. ICNITAS DE MAMÍFEROS, ENTRE LAS QUE DESTACA LAS DE HIPARIÓN (CABALLO ANTIGUO), EN EL VIEJO LAGO MIOCÉNICO DE LA SIMA DE JUMILLA (MURCIA). FOTO T. RODRÍGUEZ ESTRELLA.

Navegación

1 2 3 4 5